El joven Murat y ¿sus mosqueteros?

(página3.mx).- Se adelantó el Día de Muertos en Oaxaca, pues según se sabe en un cónclave priista, de última hora, se dio por fenecido el sueño de Alejandro Murat de ser gobernador de esta entidad, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que el proceso legislativo para aprobar la reforma electoral fuera “desaseado”.

Con esta decisión, Murat -hijo- ya no reúne los requisitos de residencia que exige la ley, como se planteó en la reforma aprobada en medio de bombazos de gases lacrimógenos, que permitía reducir de 5 a 3 años esta residencia.

Pero muertos también quedaron los acuerdos que ya se habían cocinado con Murat y algunos panistas como Carlos Alcántara (titular de Sevitra), Gerardo G. Henestroza (diputado local) y del propio dirigente del partido azul en Miahuatlán, quienes el pasado fin de semana fueron prestos para manifestar públicamente su apoyo al director del Infonavit, pues de lo contrario, ¿a qué irían a esa ceremonia?

A llorar desde ahora, ¡y al muerto las coronas!