Diana Manzo/Corresponsal

TEHANTEPEC;OAX.- Propietarios de empresas eólicas que se ubican en el Istmo de Tehuantepec denunciaron que la consulta indígena eólica realizada en la ciudad de Juchitán para la construcción del parque eólico propiedad de la empresa Eólica del Sur fue una farsa debido a que solo fue para beneficiar a “extorsionadores profesionales”.

Sin precisar a quienes se  referían con el calificativo de “extorsionadores profesionales” argumentaron que la consulta que se realizó de noviembre 2014 a Junio de 2015,  solo sirvió para chantajear a las empresas eólicas, las cuales han sufrido el abandono de las autoridades tanto federal como estatal.

Esta denuncia la hicieron durante una reunión sostenida con el empresario oaxaqueño Gerardo Gutiérrez Candiani quién  visitó  la ciudad de Santo Domingo Tehuantepec, para dialogar con todos los sectores productivos de la región del Istmo.

Dijeron que el término “indígena” ha sido utilizado por  esos extorsionadores favorecer sus negocios y no para ayudar al pueblo.

“La gente de fuera piensa que al indígena hay que tomarlo de la mano para que camine, nosotros somos indígenas pero no necesitamos de terceros para caminar y exigir lo bueno para nosotros, somos pequeños propietarios y sentimos que la consulta únicamente sirvió para chantajear a las empresas”, expresó Armando Castillejos Sánchez.

Reiteró que en  Juchitán y la región del Istmo de Tehuantepec cuenta con instituciones de educación superior de calidad y que deben ser impulsadas por buenas autoridades para que también puedan ingresar a laborar en empresas trasnacionales.

“Como pequeños propietarios deseamos que los beneficios lleguen a todos, reiteramos que la consulta eólica fue una farsa, no hubo beneficios para los que realmente arrendamos la tierra, solo para los extorsionadores, que ellos sabrán quienes son, solo ellos obtuvieron todo”, expresó.

En esta reunión llamada proyecto “Agenda por Oaxaca”  también participaron empresarios istmeños, dirigentes de la CANACO, deportistas, líderes de agrupaciones como sorgueros, mototaxistas, con la finalidad de plantear a Gutiérrez Candiani las necesidades de esta región istmeña.