Diana MANZO/Corresponsal

JUCHITÁN, OAX., (#página3.mx).- Dos cuadrillas -de un total de siete-   conformados por once ganaderos cada una, han recibido sus uniformes que los convierte en fuerzas rurales, que han sido creadas para combatir el abigeato en el Istmo de Tehuantepec.

En esta primera fase, las fuerzas rurales recibieron sus uniformes (sombrero, chaqueta, pantalón y botas) y en un plazo de diez días serán presentados a la sociedad para que los identifique y de inmediato comenzarán a resguardar sus ganados para reducir el abigeato.

Este proyecto que se ha convertido en realidad surgió de la Unión Ganadera Regional del Istmo de Tehuantepec (UGRIT), quienes conjuntamente con las autoridades de justicia de Oaxaca y regionales vieron la necesidad de autoprotegerse, pero tomando en cuenta los estatutos de ley.

Los dos “pelotones” como se hacen llamar, el de “Matías Romero y Juchitán” portan sus uniformes  y solo esperan cumplir los cuatro días -a partir del sábado pasado- de capacitación y adiestramiento de armas por parte de integrantes del Ejército Mexicano y posteriormente comenzar a resguardar  sus ranchos y ganados.

Jorge Guerra López, presidente de la UGRIT y quien también se ha capacitado para ser “fuerza rural”, explicó que este proyecto surgió hace un año ante la necesidad de protegerse del abigeato y de las extorsiones.

“En la zona de Palomares y Matías Romero así como la Zona Oriente comenzaron a desaparecer los ganados, llegaban los compañeros preocupados, además de que para las leyes estatales el abigeato no estaba considerado como un delito grave, entonces los malhechores salían libres, por lo que decidimos trabajar en la parte jurídica y operativa y hemos dado un gran paso”, recalcó.

Para Jorge Guerra, este logro de tener dos “cuadrillas” de fuerzas rurales es un avance grande, porque estarán perfectamente identificados y armados, listos para evitar mas daño a la ganadería.

“Muchos ganaderos fueron privados de sus animales, algunos hasta asesinados y otros prefirieron alejarse de esta noble actividad, por eso decidimos adoptar esta propuesta, estamos convencidos de que nosotros mismos debemos cuidar lo nuestro, por eso lo integramos los ganaderos, sus hijos o familiares cercanos”, puntualizó.

Las fuerzas rurales no cobrarán un solo centavo por esta actividad y tendrán a su mando a un cabo, quien será responsable de guiar a cada pelotón, todos son ganaderos.