brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Al Grano: En México se mantendrán suspendidas las siembras de maíz transgénico hasta nueva orden
Por Emmanuel González-Ortega
08 de marzo, 2016
Comparte

Emmanuel González-Ortega.

La celebración del Día Internacional de la Mujer de este año estuvo acompañada de una noticia muy importante para las y los mexicanos y para el resto del mundo: Se mantiene vigente la suspensión al otorgamiento de permisos para sembrar maíz transgénico hasta la resolución definitiva del juicio colectivo promovido por campesinos, apicultores, consumidores, organizaciones civiles y científicos conscientes. Decimos que es una noticia importante para la población mexicana por que el maíz es la base de nuestra alimentación y por los daños a la salud que potencialmente podría generar tanto la exposición y consumo de herbicida cancerígeno glifosato, como el consumo masivo de maíz transgénico; pero además esta noticia es de interés mundial por la importancia actual del maíz como grano a nivel global, pero también por el significado que tiene como cultivo milenario, aportación de México a la humanidad y por ser precisamente México el centro de origen y diversidad de este cultivo.

El Segundo Tribunal Unitario en materias Civil y Administrativa, encabezado por el magistrado federal, Benjamín Soto Sánchez, notificó la sentencia de apelación por la que ordena a la SAGARPA no otorgar permisos de siembra de maíz transgénico a las compañías semilleras transnacionales.

En Julio de 2013 el colectivo conocido como Colectividad del Maíz impuso una demanda a las empresas semilleras Monsanto, Syngenta, Pioneer – Dupont y Dow, además de las Secretarías de Gobierno Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y la  Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

En el mes de agosto pasado, el Juzgado federal Décimo Segundo de Distrito en materia Civil, había negado la suspensión definitiva a la siembra de maíz transgénico. Sin embargo, la suspensión de siembra permaneció vigente en su carácter provisional debido a la impugnación que inmediatamente presentó la Colectividad del Maíz.
En la reciente sentencia del magistrado Soto Sánchez, se establece que quedó demostrada la presencia ilícita de secuencias transgénicas en cultivos de maíces nativos, lo que confirma que se han violado las leyes mexicanas e internacionales, por lo tanto, no se podrán otorgar permisos de siembra de maíz transgénicos en fase comercial. que es una de las pretensiones de los demandantes.
De la misma manera, la Colectividad del Maíz busca que los tribunales federales reconozcan y declaren que la existencia de los cultivos transgénicos (organismos genéticamente modificados) afectan al Derecho Humano de conservación, utilización sostenible y participación justa y equitativa de la diversidad biológica de los maíces nativos y que se afectará la agro biodiversidad si se liberan en gran escala las variedades de maíz transgénico, por lo que en última instancia, buscan que se nieguen de manera definitiva las siembras de maíz transgénico en todo el país

Adicionalmente, la sentencia del tribunal federal ordenó que si hubiere siembras de maíz transgénico en fase experimental, estas estarán sujetas al control y evaluación mensual que llevarán a cabo tanto el juez federal como los científicos demandantes, ya que las siembras experimentales que se otorgaron en 2009 no fueron objeto del escrutinio público en ningún momento. Con la sentencia judicial dictada por el magistrado este 8 de mayo, se podrá solicitar mensualmente la evaluación de las medidas de contención de los cultivos transgénicos y su eficacia, pudiendo el juez de oficio o a petición de los científicos, revocar los permisos experimentales que estuvieren vigentes y que no cumplan con las medidas pertinentes. Asimismo los transgénicos que pretendan sembrarse experimentalmente y que utilicen el herbicida glifosato, estarán sujetos a control judicial y de los científicos demandantes.

Debe mencionarse que este no es el final de la historia, quedan por realizarse la presentación de pruebas y el juicio mismo; pero de fondo, hay que recordar que el maíz transgénico es sólo una más de las formas en las que se está atacando el derecho a la vida de las comunidades campesinas rurales e indígenas, se nos está robando el derecho a decidir sobre el origen, la calidad y disponibilidad de alimentos que podemos consumir, empresas estadounidenses ‘gourmet’ están saqueando variedades de maíz para ponerlas en el plato de las élites de otros países, se está contaminando indiscriminadamente la tierra que produce nuestra comida; es por esto que tenemos que comunicarnos, informarnos y actuar conscientemente desde nuestro ámbito.

Comparte