Pedro MATÍAS/Paulina RÍOS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La fiesta de Los Lunes del Cerro o Guelaguetza se vio empañada con la cancelación de la delegación de indígenas mixes de Santa María Tlahuitoltepec, mientras que los mixtecos de San Andrés Huaxpaltepec participaron con un moño negro en solidaridad con el pueblo de Nochixtlán por la represión del pasado 19 de junio que dejó ocho muertos y más de 100 heridos.

Y lo que no hicieron los maestros, en esta ocasión fue un reducido grupo de empresarios encabezados por Esther Merino, quienes protestaron en el palco D del auditorio Guelaguetza con una lona y cartulinas donde tachan de mentiroso al gobernador Gabino Cué Monteagudo.
La lona que los cuerpos de seguridad despojaron a los empresarios contenía la leyenda: “Gabino Cué miente, en Oaxaca no hay paz, justicia, trabajo, empleo, dinero ni libre tránsito”.
Esther Merino dijo que “estamos hartos. No estamos de fiesta. Esta fiesta es del gobernador. Los oaxaqueños estamos en crisis y (el gobernador) no tiene voluntad ni capacidad política para arreglar el conflicto social que desde hace 70 años (sic), hemos sido violentados en nuestros derechos”.
Antes, este grupo de pequeños empresarios habían citado a la ciudadanía a manifestarse pacíficamente.
La cita era a las 08:00 horas en el jardín Conzatti, lugar del que partieron para establecerse alrededor de las nueve de la mañana en el crucero de Avenida Niños Héroes y Calzada Porfirio Díaz, a unos dos kilómetros del auditorio Guelaguetza, para mostrar mantas de repudio al presidente Enrique Peña Nieto y al gobernador Gabino Cué, porque en Oaxaca “no hay estado de Derecho”.
Durante la máxima fiesta de los oaxaqueños se anunció la presencia de los indígenas mixtecos de San Andrés Huaxpaltepec, cuyos integrantes portaban un moño negro en señal de luto y cuya delegación no estaba incluida en el programa oficia de mano que entregaban a la entrada.
El director de la delegación e integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Amado Cruz González, explicó que los “mixtecos de la región de la Costa nos solidarizamos con nuestros hermanos de Nochixtlán”.
“Somos pueblos originarios. La manifestación es para que el pueblo voltee a vernos. Yo soy de la Sección 22 y el viraje que dio la asamblea nos permitió venir a este espacio para  demostrarle a México y al mundo nuestra riqueza cultural, de ahí el rechazo a la reforma educativa porque quieren aplicar una evaluación de manera homogénea cuando Oaxaca es riquísimo en cultura”.
Y agregó que “lamentablemente en las cúpulas del gobierno no tienen la sensibilidad para percibir esas cuestiones y hacemos lo posible para decir, miren esto somos Oaxaca. Ojalá tengan la sensibilidad de percibir la multiculturalidad porque tenemos una forma de pensar diferente a partir de nuestras costumbres y la cosmovisión de los pueblos”.
Integrantes de la delegación de San Andrés Huaxpaltepec. Foto: Paulina Ríos.
Integrantes de la delegación de San Andrés Huaxpaltepec. Foto: Paulina Ríos.
Antes, la asamblea comunitaria del municipio de Santa María Tlahuitoltepec Mixe determinó cancelar su participación en la Guelaguetza por el ambiente de “tensión” que existe por la presencia de cuerpos policiales y el magisterio.
Pese a los amagos de “boicot” por parte de la Sección 22, la Fiesta de la Guelaguetza de primer Lunes del Cerro se realizó con saldo blanco, según reportes de la Secretaría de Seguridad Pública.
El dispositivo de seguridad inició alrededor de las 04:00 de la mañana con la participación de tres mil elementos, para cubrir lo referente a la primera emisión de la máxima fiesta de las y los oaxaqueños, buscó resguardar el orden y la paz pública dentro de las festividades, así como el bienestar físico y patrimonial de los asistentes al magno evento.
Policías atentos a alguna emergencia en las faldas del Cerro del Fortín. Foto: Paulina Ríos.
Policías atentos a alguna emergencia en las faldas del Cerro del Fortín. Foto: Paulina Ríos.
 Asimismo, la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca accionó desde el Centro de Control, Comando y Comunicación (C4), donde a través de las cámaras de seguridad ubicadas en puntos estratégicos mantuvo la vigilancia en toda la ciudad.
Mientras la Guelaguetza oficial se realizaba en el cerro del Fortín, aunque el auditorio no se llenó, principalmente en el área gratuita, los maestros realizaron su fiesta popular en el estadio de los Alebrijes donde los asistentes clamaron justicia y la libertad de su presos políticos.

Comentarios