Jaime Guerrero

OAXACA, (#página3.mx).- La ex directora del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO), Anabel López Sánchez, pidió al Congreso del Estado a que -antes de que concluya la LXII Legislatura-, realice reformas a la Ley Orgánica Municipal para establecer el principio básico de paridad en la integración de los ayuntamientos.

Lo anterior para frenar el intento de los partidos políticos de sustituir de sus nombramientos a mujeres presidentas municipales y síndicas.

Y es que a pesar de las reformas constitucionales para garantizar los derechos político electorales de las mujeres, persiste la pretensión de los partidos políticos de sustituir en los cargos a mujeres, amparados en vacíos legales.

Actualmente la Ley Orgánica Municipal del Estado de Oaxaca establece que “los cargos de Presidente Municipal, Síndicos y Regidores del Ayuntamiento serán obligatorios y sólo podrá renunciarse a ellos por causa justificada que calificará el propio Ayuntamiento. De todos los casos conocerá el Congreso del Estado, hará la declaratoria que corresponda y proveerá lo necesario para cubrir la vacante si después de llamado el suplente, éste no acudiere”.

López Sánchez indicó que antes de que entren en función las próximas autoridades municipales, la ley orgánica debe reformarse para que de esta manera se respete el principio de paridad, ya que ésta se encuentran inexistente.

La ex precandidata del PRD a la diputación local, reveló que amparados en la ley municipal y en la autonomía municipal, pretenden que en la primera sesión de Cabildo lleven a cabo los cambios de las mujeres en los municipios de San Pedro Atoyac, San José Estancia Grande y en Sola de Vega para colocar a hombres.

Agregó que las instituciones políticas, el órgano electoral y la Secretaría General de Gobierno (Segego) debe jugar un papel fundamental porque es quien da la validez. Debería de establecerse como criterio de validez el respeto a los resultados electorales y en este sentido no reconocer a autoridades que sean sustitutivas, declaró.

“Es aberrante lo que intentan hacer ahora. Colocar a una mujer que gana la elección y después con el argumento de que de hay un acuerdo político quitarla al igual que a su suplente. Con el acuerdo violentan la autonomía y los derechos ciudadanos”, declaró.

De concretarse la pretensión de los partidos políticos, el mensaje vertido sería que el Congreso del Estado no hizo las reformas necesarias y de manera puntual. “El Congreso tiene una deuda con las mujeres. Si hubiera hecho bien su trabajo, si las leyes fueran precisas y puntuales, esto no estaría sucediendo”, indicó.

Comentarios