Leonardo López Sarabia

Todos los pueblos tienen sus razones que la razón no alcanza a comprender.

OAXACA, (#página3.mx).- Han transcurrido mas de 17 años desde la entrada del horario de verano en México, a partir del gobierno de Ernesto Zedillo hasta la fecha,  no ha logrado convencer a la población en general que desconoce todo ese rollo de gobierno de que nos ahorramos energía eléctrica, claro que se ahorra pero para el gobierno no para el pueblo quien asegura que sigue pagando igual y a veces hasta más.

Cuando llega la temporada del horario de verano o el horario del gobierno, aparecen en el tiempo dos horarios, quiérase o no,  porque el horario tradicional, no termina, para el pueblo ese horario sigue su curso al que le llaman: horario normal, veamos sus razones, no lo digo yo, lo dicen los pueblos donde yo me encuentro, si tienen algún acontecimiento  de cualquier índole, prefieren el horario anterior que irónicamente  le llaman horario de Dios y tienen mucha razón porque como dicen, ese horario les permite estirar el tiempo con base a la luz del  sol.

En el estado de Oaxaca, los pueblos no toman en cuenta el horario de verano, salvo cuando la gente tiene la necesidad e viajar o acudir a los bancos o a cualquier otra dependencia del gobierno, para empezar, el magisterio no lo ocupa,  la iglesia católica, tampoco lo utilizan  los curas, siguen el horario normal, los comisariados ejidales de todas las regiones, cero horario de verano.

Por lo regular, todo lo cotidiano en la vida de los pueblos,  se acomoda al horario normal (no al horario de verano) ahora que ha llegado a su fin este fastidioso horario toda la gente pega un grito al aire porque vuelve a su horario  acostumbrado.

Cambiando de tema, escuchamos otra desbarrada de Peña Nieto ahora que  dijo que no se levanta por las mañanas para pensar en cómo joder a México”, con esa declaración da a entender que sí duerme bien porque despierta hasta ahí no está fuera de la lógica, lo que hubiera dicho el presidente y no lo dijo es que con esa “carretada” de problemas en que se ha metido, no pega los ojos porque pasa las noches en vigilias. Él como ser humano de carne y hueso como todos nosotros a veces nos pasamos las noches sin conciliar el sueño, ahora él con los 43 desaparecidos, con el caso de los maestro sin solución, con las escapatorias de sus tres ex gobernadores, con el caso de el Chapo Guzmán,  se ha excedido en joder a México.  Que más quiere el gobierno, todavía le  queda algo  de tiempo para seguir levantándose temprano y pensar en cómo nos va seguir  jodiendo.

[email protected]

 

Comentarios