Foto tomada de: es.slideshare.net

Leonardo López Sarabia / [email protected]

OAXACA, (#página3.mx).- En una ocasión en que participé en un Diplomado de Lenguas Originarias de la Planicie Costera (versión que insertaron en la convocatoria), patrocinado por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), cuyo director era el Dr. Fernando Nava, formamos un equipo de gente de la ciudad de  Juchitán, Oaxaca, todos hablantes de la lengua zapoteca -al estilo “teco”, como decimos en Juchitán-.

Le pregunté al Dr. Fernando cómo se dice en zapoteco Agente del Ministerio Público o Procuraduría General de Justicia, el maestro me contestó que en este caso se acude al préstamo, porque en zapoteco no existen palabras para el significado de esos términos técnicos. Y eso es cierto, toda vez que en la actualidad ninguna persona habla el español, inglés u otra lengua totalmente pura, ya que en todos los idiomas se encuentran préstamos.

Por tanto, ningún zapoteco autóctono habla el zapoteco puro, la mayoría usa algunos préstamos del español, según el estilo de cada hablante, porque hay quienes en su zapoteco mete más palabras del español que su lengua originaria; sin embargo, todas las personas hablantes lo entienden muy bien.

Por lo mismo, bienvenidos los préstamos, ya los practicamos por usos y costumbres.

Si buscamos una pureza en nuestra lengua originaria resulta muy difícil encontrarla por la sencilla razón de que no hay lenguas puras, todas se benefician con la influencia de otras.

La Real Academia Española (RAE) ha permitido la entrada de otras palabras en calidad de préstamos lingüísticos. Los peritos en lengua zapoteca que abordarán la incorporación de palabras nuevas al Diidhazaa tendrían que empezar por las más comunes que ya fueron aceptada por la Real Academia como son: aerosol, álbum, amateur, antidoping, autobús, bar, bikini, boicot, caché, campus, cartel, chofer, chicano, déficit, cliché, flash, gánster, hamburguesa, taxi, video, rock, voltio, tenis, travesti, por mencionar algunas palabras extranjeras que entraron en calidad de préstamo en nuestro idioma y quedarnos con toda su ortografía.