Oaxaca.- Hacer visible al arte como herramienta capaz de impulsar el cambio social  a través del  respeto, la promoción de la convivencia en el marco del conflicto y la diversidad, a partir del ejercicio  de los derechos humanos, no solo como lo dictan los precepto constitucionales del país, sino en concordancia con protocolos internacionales, es el propósito del libro Arte para la convivencia y Educación para la paz, que presentará la reconocida experta en asuntos culturales de la UNESCO y de la Agenda21 de la Cultura, Lucina Jiménez en el marco de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) 2016.

En esta obra, Lucina Jiménez, quien también fundó y dirige ConArte A.C, con sede en México y España, coordinó a  gestores culturales, académicos, artistas, gestores y activistas de México, Colombia, España y Portugal, para que a partir de sus experiencias, narraran cuáles fueron sus estrategias prácticas para aplicar “una educación artística y cultural liberadora de las ataduras de los prejuicios, los estereotipos y las prácticas violentas, clasificatorias y racistas, así como de otras formas de violencias sociales”. No todas las prácticas artísticas o todas las formas de educación artística son liberadoras, señala Jiménez. ¿Qué es lo que les permite actuar en esa dirección?

El contenido de  esta obra, da cuenta del sustento jurídico internacional promovido desde organismos integrantes de la Organización de Naciones Unidas (ONU)  que reconocen los derecho de las personas a tener una  identidad cultural, a la libertad de expresión y a vivir en libertad y  con dignidad en el marco de un desarrollo inclusivo y con equidad, en el marco de los derechos humanos y los derechos culturales.

Pero además, propone un acercamiento a las experiencias educativas y a las prácticas artísticas que promueven nuevas formas de relación social y de gestionar las diferencias o aun recuperar o instaurar la paz. Se trata de experiencias que se han llevado a cabo en Ciudad Juárez, Veracruz, Michoacán, entre otras ciudades, pero también de reflexiones en el contexto del debate de la negociación de la paz y del llamado pos conflicto en Colombia o bien cómo trabajar desde la inclusión y la igualdad con personas con discapacidades, cuál es la perspectiva de la interculturalidad que exige este tipo de iniciativas que promueven la no violencia y la no discriminación. Un tema que reclama mayor atención desde una dimensión política, ante el incremento del racismo, la discriminación y la xenofobia promovida durante las elecciones presidenciales en los Estados Unidos.

Es una reflexión en  torno a  la educación y su necesaria y urgente aleación para enfrentar escenarios cada vez  más cotidiano de violencia y la preocupante inducción de la niñez y juventud a involucrarse en conflictos, adicciones y comisión de delitos que rompen la convivencia en diversidad y la construcción de la paz desde la casa, la colonia, el barrio, la ciudad o estado.

En este libro coeditado por el Fondo de Cultura Económica y la Secretaria de Cultura, participan, Carlos Abello Vives, María del Carmen Legaspi Torres, Alejandro Flores Valencia, Ricardo Ramírez Arreola,  María Teresa Torres Pereira de Eça, Ângela Saldanha, Héctor Bialostozky Judisdman, Laura Iveth López Marín, Ricardo Duarte Méndez y Theresa König,  Leonardo Daniel Miranda Cano, Clara Mónica Zapata Jaramillo, Michael Twomey Valdés, Eunice Rendón Cárdenas y  Gemma Carbó Ribugent, además de la propia coordinadora, Lucina Jiménez.

Acompañarán  a Lucina Jiménez en la presentación,  la Perla de la Rosa. luchadora social y directora del grupo de teatro Telón de Arena, de Ciudad Juárez, la periodista Adriana Malvido y la investigadora oaxaqueña Tajëëw Díaz-Robles.

El libro Arte para la convivencia y educación para la paz, se  presentará el próximo miércoles 16 de  noviembre a las 12:00 horas en el Museo de Artes Contemporáneo de Oaxaca (MACO).

Lucina Jiménez
Es Doctora en Ciencias Antropológicas. Es Consultora Internacional en Políticas Culturales, Derechos Culturales y en Educación Artística y Ciudadanía. Es miembro del Banco de Expertos en Gobernanza para la Cultura y el Desarrollo de la UNESCO y de la Comisión de Cultura de la Red Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales, para la implementación de la Agenda21delaCultura. Dirige el Consorcio Internacional Arte y Escuela A.C., una Organización de la Sociedad Civil que trabaja desde las artes, en más de 15 ciudades del país,  para fortalecer el diálogo intercultural como base de la construcción de espacios libres de violencia.  Dirigió el Centro Nacional de las Artes en la Ciudad de México y contribuyó a la creación del Centro de las Artes de San Agustín, en Oaxaca, el Centro Bicentenario de San Luis Potosí, el Centro Veracruzano de las Artes, el Centro de las Artes de Guanajuato,  y el Centro de las Artes de Mexicali. Es autora de Democracia Cultural, un diálogo a cuatro manos con Sabina Beman, de Políticas Culturales en Transición, retos de la gestión cultural en México, así como de otros libros al que ahora se suma éste de Arte para la Convivencia y Educación para la Paz, en el cual que coordinó con autores de México, Colombia, España y Portugal.