OAXACA.- En el sigilo de la madrugada, el nuevo gobernador Alejandro Murat tomó protesta al cargo, en medio de movilizaciones magisteriales y en un estudio de televisión de la CORTV. Frente a una prensa ignorada. Un Congreso manipulado. Una sociedad harta y unas organizaciones sociales burladas, así lo manifiestan los y las oaxaqueñas de a pie.

Las preguntas y cuestionamientos sobran: ¿Era la única forma de tomar el poder?, ¿había tales riesgos que la mejor forma de tomar protesta era a escondidas?, si era la única forma, ¿el fin justifica los medios?, ¿solo con su familia?, ¿solo con sus amigos, aliados y medios a modo serán con quienes gobernará el nuevo titular del Poder Ejecutivo?