Gerardo Silvestre Hernández, sacerdote condenado.

Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El juez mixto de primera instancia del distrito judicial de Villa Alta, Juan Raúl Aquino Geminiano, concluyó que el sacerdote Gerardo Silvestre Hernández, es culpable de pederastia clerical al encontrarse plenamente acreditado el delito doloso de corrupción de personas menores de 18 años.

Así lo dio a conocer el Foro Oaxaqueño de la Niñez (Foni) al sostener que ahora se está a la espera para que se dicte sentencia en contra del clérigo, quien fue aprehendido el 29 de noviembre de 2013 en Tlaxiaco en cumplimiento a una orden de aprehensión librada por el Juzgado VII de lo Penal, según consta en el expediente penal 140/2013 por el delito de corrupción de personas menores de 18 años.

Posteriormente, el Juzgado Séptimo de lo Penal dictó el auto de formal prisión a Silvestre Hernández, ex párroco de Santa María Ozolotepec, San Pablo Huitzo, Santiago Camotlán y Villa Alta; sin embargo, es la fecha que el Tribunal Superior de Justicia no le ha dictado sentencia.

El Foni, integrado por 25 organizaciones de la sociedad civil exigieron al presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alfredo Lagunas Rivera, imponer la pena máxima al presbítero detenido por corrupción de menores contra dos niños de Villa Alta, hechos que ocurrieron durante los años 2009 y 2010.

Manifestaron que el pasado el pasado 18 de enero de 2017 se realizo la audiencia de conclusiones del caso contra el sacerdote Gerardo Silvestre Hernández en el juzgado mixto de primera instancia del distrito judicial de Villa Alta.

En la audiencia pública donde asistieron los padres de los menores se ratificó el oficio VGCR/1537/2016 de fecha 20 de noviembre de 2016, recepcionado en ese juzgado el 23 de septiembre, en el cual se formula la conclusión acusatoria al procesado Gerardo Silvestre Hernández por encontrarse plenamente acreditado el delito doloso de corrupción de personas menores de 18 años, cometido en agravio de dos menores.

La única modificación que realizó el juez al oficio fue la parte en donde dice por encontrase plenamente demostrada su responsabilidad del procesado en cita, a lo que precisó debe decir acusado.

El juez dio por visto el procedimiento y la sentencia será dictada en los términos de la ley que son 15 días, sin embargo, considerando que son tres tomos voluminosos del expediente, considera que va a tardar mas.

El padre Gerardo Silvestre Hernández es acusado del presunto abuso sexual de casi un centenar de niños indígenas.

Integrantes del Foni insistieron en que el Arzobispo no ha dado una disculpa pública ni existe la reparación del daño cometido a unas 100 personas que en el 2009 tenían entre 11 y 13 años.