CDMX.- Al trasladar los padrones de beneficiarios de las grandes urbes y colonias de ingresos superiores, a los lugares más necesitados, Liconsa demuestra en los hechos su vocación social.

Actualmente, comunidades indígenas y marginadas de Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Chihuahua, Veracruz, Michoacán, e Hidalgo, entre otras, han recibido por primera vez en 70 años el beneficio de la leche Liconsa.

Además, durante la administración del Presidente Peña Nieto, se logró romper los candados que impedían que beneficiarios de programas como PROSPERA fueran también beneficiarios de Liconsa. Hoy esos programas son correspondientes y transversales.

Por primera vez en la historia del Programa de Abasto Social de Leche, se estableció un precio diferenciado del producto lácteo en beneficio de los más necesitados.

La leche Liconsa se vende en 5 pesos con 50 centavos el litro en todo el país, salvo en Oaxaca, Guerrero y Chiapas, donde habitan los mexicanos con menores ingresos. En esas entidades, el precio para los beneficiarios de Liconsa es de estos estados se oferta en 4 pesos con 50 centavos el litro.

Con quienes más lo necesitan, Liconsa cumple. 

Comentarios