Jaime GUERRERO

OAXACA, (página3.mx).- Guilmay Reyna Guzmán Riaño, concejal suplente del Ayuntamiento de Santa Cruz Xoxocotlán, denunció que el edil Alejandro López Jarquín le niega asumir la regiduría en el cabildo de ese municipio del Valle Central sin argumento legal alguno.

De acuerdo con la también perredista, enfrenta la marginación, humillación, indiferencia y violencia política por parte del ex Secretario de Desarrollo Social del Gobierno de Gabino Cué Monteagudo.

En un carta dirigida a los órganos electorales y a la opinión pública, refirió que el pasado 10 de junio de 2016 les entregaron la Constancia de Mayoría y Validez expedida por el Consejo Municipal Electoral de Santa Cruz Xoxocotlan, en la cual es Concejal Suplente número ocho, sin integrar nadie el espacio de Concejal propietario.

Narró que para el primero de enero del 2017 se instaló en sesión solemne el ayuntamiento Constitucional de Santa Cruz Xoxocotlan “sin que fuera convocada a esa sesión aun cuando resultaba notorio y evidente que en dicha Constancia de Mayoría y Validez a la que me he referido no aparecía el nombre de algún Concejal Propietario”.

De acuerdo con Guzmán Riaño, buscó a López Jarquín en sus oficinas en donde después de cinco horas de espera en la antesala fue recibida “y de inmediato me dijo: “me das más problemas que la oposición, haciendo mención que éramos miembros del mismo partido, a lo que le dije que eso no era cuestión de partidos políticos sino una cuestión de un Derecho que yo hacía valer”.

Sin llegar a un acuerdo, indicó que en diversas fechas acudió a buscarlo en sus oficinas y siempre fue atendida por su asistente o el Secretario Municipal, quienes le externaron que no podía atenderla porque tenía cosas importantes que resolver.

Por ello, indicó, el pasado 3 de febrero promovió ante el Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO), un Juicio para la Protección de los Derechos Político-Electorales del Ciudadano en contra de actos del Ayuntamiento Constitucional de Santa Cruz Xoxocotlán que encabeza López Jarquín.

Posteriormente, se entrevistaron con ella terceras personas enviadas por López Jarquín, “quien lejos de dar respuesta a mi solicitud para que me sea tomada la protesta como Concejal de Santa Cruz Xoxocotlan, mandó a decirme que tiene el dinero y poder suficiente para acabar con mi vida política”, denunció.

Criticó que en lugar de tomarle protesta como concejal se atentó contra su “dignidad humana” por ello acudió a los medios de comunicación, a la opinión pública, a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), a la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña (SMO), Organismos no Gubernamentales para hacer del conocimiento y sean testigos de la calidad de Funcionario Público y ser humano que tiene como Presidente Municipal de Santa Cruz Xoxocotlán.

“Aquel que presume en público ser el Alejandro Bueno, refiriéndose a que el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa es el Alejandro malo de nuestro Estado, y es cuando surge el cuestionamiento: ¿qué es la bondad para el Presidente Municipal de Santa Cruz Xoxocotlan?”, asestó.

Responsabilizó entonces a López Jarquin “de todo lo que me pueda pasar a mí o a mi familia como consecuencia de ventilar ante la opinión publica las violaciones a mis derechos Políticos- Electorales, humanos y contra mi dignidad”.

Guzmán Riaño aseguró en su misiva, que la defensa de sus derechos humanos políticos y plectorales, así como el respeto a su dignidad, no es una ocurrencia, es la convocatoria para realizar en las colonias, Municipio y estado, un Frente Amplio más allá de  ideologías partidistas etnia o región, dialecto o idioma, que haga que se materialice un espacio o un mundo libre de violencia hacia las mujeres, “porque en todas partes hablan de Equidad Paridad e Igualdad pero en ninguna parte se materializan esos Derechos”, acusó.