Ignacio Martínez Platas | AGENCIA JM

Oaxaca, Oax.- “Entre menos burros, mas olotes”, así comparó la salida de algunos militantes del PRD de las filas de ese Instituto Político, el dirigente estatal perredista Raymundo Carmona Laredo, luego de sentenciar que el Partido tiene dignidad y el que decida irse, adiós.

Al salir a la defensa del auténtico y natural perredismo oaxaqueño, el dirigente estatal del partido del “Sol Azteca”, sostuvo que la salida de algunos de sus militantes para sumarse a MORENA, fue una decisión muy personal, porque “se fueron solos”.

Así mismo, reiteró su respeto a la decisión personal de quienes optaron por abandonar las filas del perredismo, Carmona Laredo dijo que “cada quien tomó su camino y si lo encontraron, que bueno”, dijo.

Agregó que en caso de buscar su regreso a las filas del PRD, “no serán bienvenidos, porque en el perredismo hay dignidad y no hay vuelta, a pesar de que no habrá odio ni rencores”, precisó.

Mientras tanto, la Revolución Democrática sigue y seguirá haciendo política, la salida de algunos militantes no afecta en lo mínimo la buena marcha del Partido, “con ellos y sin ellos”, el PRD seguirá avanzando, enfatizó el ex presidente municipal de San Pedro Pochutla.

De la concentración que este el sábado encabezó el máximo dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional, Andrés Manuel López Obrador, el dirigente estatal del PRD calificó de fracaso la anunciada “multitudinaria concentración”, que sólo reunió a unos 4 mil seguidores de todo el estado.

La escaza movilización de MORENA, se logró gracias al acarreo con decenas de autobuses pagados por presidentes municipales morenistas, con recursos públicos, entre ellos, el edil de San Pedro Pochutla, un ex panista y ahora cobijado en MORENA.

Retomando el asunto de quienes abandonaron las filas perredistas para sumarse a MORENA, Carmona Laredo señaló que todos ellos tuvieron y gozaron de canonjías y grandes privilegios, pero en su búsqueda de más cargos ya no tuvieron cabida y eso provocó las diferencias personales que finalmente los obligaron a buscar otras oportunidades con López Obrador.

El PRD, partido al que prácticamente tomaron por asalto en despoblado, les dio todas las oportunidades, para encumbrarse política y económicamente.

Sin embargo, pasaron a ser unos desahuciados de cáncer político, que al final del día, serán cadáveres políticos, concluyó