Por Janneth Aldecoa

Culiacán, Sinaloa. 18 de marzo de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- Con el trabajo emprendido por investigadores y estudiantes de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), la institución ha consolidado su experiencia y prestigio en la física de altas energías. 

800x300-Cern-Sin.jpg

La Agencia Informativa Conacyt ofrece una selección con los perfiles profesionales de los jóvenes sinaloenses que han destacado por su inteligencia y talento en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés), conocido también como “el experimento más grande del mundo”.

El doctor Ildefonso León Monzón, nivel II en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y quien desde 2004 trabaja en el Gran Colisionador de Hadrones, informó que en la entidad destacan jóvenes como los doctores Christian Valerio Lizárraga y Carlos Duarte Galván, así como los estudiantes Solangel Rojas Torres y Juan Carlos Cabanillas Noris, entre otros.

“Si lo que se quiere es estar dentro de ese grupo que domina o tiene mucha experiencia y conocimiento en la frontera de la ciencia o de cualquier cosa, el esfuerzo debe ser muy grande. En el caso de la física, tiene sus reglas, hay que tener cierto conocimiento, hay escuelas especializadas, hay que recorrer un largo camino”, dijo.

Christian Valerio Lizárraga

Es egresado de Facultad de Físico Matemáticas de la Universidad Autónoma de Sinaloa, destacó por la construcción de un acelerador denominado Linac4, que sería la fuente de partículas para toda la cadena de aceleración del laboratorio del CERN, en colaboración con León Monzón y los investigadores Santos Jesús Castillo y Richard Scrivens.

Cristian-Valerio-Lizárraga-(3).jpgCristian Valerio Lizárraga.Ese aporte consistió en el mejoramiento de la calidad del haz de luz que impulsa el acelerador. La instalación del acelerador sería en el año 2018.

Ahora, junto al doctor Carlos Duarte Galván, trabaja en el desarrollo de un acelerador para irradiar alimento o llamado también proceso de pasteurización en frío. Consiste en un sistema sanitario para la inocuidad de los alimentos, en el caso de la fruta, se aplica después del corte, en el momento del empaque.

“El tiempo que tomaría el proceso de inocuidad a través del acelerador sería prácticamente el mismo que por el procedimiento térmico, aunque mucho más rápido”, comentó.

Actualmente esta técnica se emplea en países como Costa Rica y Puerto Rico para el mango o la fresa. Valerio Lizárraga explicó que en México se utiliza material radioactivo de cobalto y tiene el mismo efecto que el acelerador, pero llevar una fuente radioactiva de cobalto al municipio de Escuinapa, por ejemplo, resulta una complicación.

Los doctores Carlos Duarte Galván (UAS) y Arturo Fernández Jaramillo, de la Universidad Politécnica de Sinaloa (Upsin), colaboran en el nuevo acelerador desde la parte electrónica del sistema, mientras que el estudiante de maestría en física de la UAS, Ricardo Gaspar Montoya, trabaja en el diseño del acelerador. Esa fase se encuentra en el 30 por ciento.

Valerio Lizárraga dijo que se ha tenido acercamiento con los productores de la región, quienes se han mostrado reacios por el tema de la irradiación.

“Queremos hablar con ellos, en el sentido de que el aparato no solo servirá para irradiar mango, sino para irradiar otras frutas o para esterilizar otras cosas. En el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares esterilizan equipo médico con cobalto, entonces el aparato también serviría para irradiar otras cosas”.

El equipo de trabajo estima que la inversión sea de aproximadamente ocho millones de pesos con tecnología sinaloense, adquirirlo en el mercado costaría poco más de un millón y medio de dólares.

Solangel Rojas Torres

Solagn_154.jpgSolangel Rojas Torres, estudiante en el CERN.León Monzón impulsa la formación de jóvenes de la UAS, la primera generación de estudiantes que trabajan en el desarrollo de tecnología de aceleradores de partículas. Uno de esos casos es el de Solangel Rojas, estudiante de doctorado, quien realiza aportaciones al CERN y que permanecerá todo este año como responsable del detector de la UAS, el AD, para hacer física difractiva, colisiones de iones pesados y de protón-protón.

León Monzón ejemplificó el caso de Rojas Torres, el estudiante de doctorado de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Consideró su nivel como elevado, al grado de ser considerado “el caballo de batalla” del detector AD, en el proyecto ALICE, incluso el pasado mes de febrero asumió una responsabilidad mayor dentro del experimento, por lo que recibió una beca de la UAS-CERN para permanecer un año en las instalaciones del detector.

“Él está prácticamente en todas las actividades. Su principal tarea es sobre el desempeño del detector que construyó la UAS en colaboración con el Cinvestav. Ese es el nivel de responsabilidades que van dictando el nivel de participación de las diferentes instituciones”, dijo.

Su trabajo consistirá en realizar los cambios técnicos del detector: el mantenimiento, estar pendiente de las tareas, del estatus del funcionamiento del detector, así como realizar los cambios para el correcto funcionamiento del AD.

Cabanillas_17.jpgEntre los logros de ese detector destaca la medición de los denominados eventos difractivos, que suceden con colisiones de protón-protón.

“Esos han sido algunos de los estudios que se han visto hasta ahorita y con todos estos estudios y mantenimientos se pretende entender más fenómenos físicos con el detector y tener más claridad en los datos. En algunos de los análisis aún no hay claridad en cuanto a la información que arrojan y uno de los objetivos es esclarecer toda esa información que estamos viendo, ya con la física”, explicó Rojas Torres.

Entre los proyectos para este año, se encuentra hacer pruebas y mediciones controladas para determinar el funcionamiento de los plásticos centelladores, sensores o fotomultiplicadores, para seleccionar los reemplazos de las partes dañadas o que deban ser reemplazadas para mejorar su funcionamiento.

“En este año, además del mantenimiento del detector, finalizará el análisis que hemos estado realizando sobre el desempeño del detector, y se pretende involucrarse en otro análisis sobre algún fenómeno físico, todavía no está definido, pero se pretende definirlo pronto”, comentó.

Juan Carlos Cabanillas Noris

Juan Carlos Cabanillas Noris, estudiante en el CERN (2).jpgJuan Carlos Cabanillas Noris, estudiante en el CERN.Otro estudiante involucrado en proyectos de gran calado es Juan Carlos Cabanillas Noris, de la Facultad de Informática de la UAS, quien desarrolla software para el control de los detectores.

Juan Carlos tiene 36 años, es estudiante del doctorado en ciencias de la información en la UAS. Fue invitado en 2014 por León Monzón a sumarse al Proyecto ALICE, en el área de Sistemas de Control, desarrollada durante un semestre. Su participación se encuentra en el detector número 19, mismo que busca expandir la lectura de eventos difractivos en colisiones plomo-plomo y protón-protón en el denominado Room 2, del LHC.

En diciembre de ese año, el detector ADA quedó instalado. Realiza estudios para física difractiva. Consta de dos detectores instalados en los extremos del experimento, uno en el lado A (ADA) y otro en el lado C (ADC); ambos conforman el detector AD. Posterior a la instalación continuó la etapa de montaje de los subsistemas o sistemas en línea.

“El detector expande el ángulo de seudorrapidez. Cuando internamente hay un choque de haces dentro del experimento, al chocar los ‘bonches de haces’ se genera una serie de partículas o de otros elementos. Muchos de ellos se expanden hacia los lados”, explicó.

El acelerador

ACel_12.jpgPara el doctor Ildefonso León Monzón, el siguiente paso consiste en aplicar los conocimientos adquiridos en el CERN para el desarrollo tecnológico de México.

“Lo que sigue es cómo hacer para crear nuestro acelerador aquí. No se trata de un capricho, se trata de un acelerador, significa crecimiento tecnológico en algunas cosas, gente que puede o podría crear este instrumento. Tenemos una parte aquí y otra fuera del país. En Sinaloa, aunque parezca extraño, tenemos a un experto en el diseño de fuentes, electrones, protones; fue mi estudiante de doctorado y ahora colega”, anunció.

El acelerador para México tendría múltiples usos, uno de ellos para el tratamiento de aguas residuales, o bien con fines agrícolas o industriales.

“Tenemos un plan y lo hemos conversado con la UAS y con colegas de otras instituciones del país: México requiere la tecnología de aceleradores. Si queremos aspirar a ciencia de alto nivel, de última frontera, necesitamos involucrarnos en los proyectos de frontera. No podemos aspirar a estar en la frontera del conocimiento sin crear proyectos en el país con ciencia de frontera. Si queremos hacer tecnología de muy alto nivel, es necesaria esta técnica”, enfatizó.

 

image icon01Descargar fotografías.

pdf iconVer texto en pdf.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

Agencia Informativa Conacyt

 


Fuente: Brilla talento de físicos sinaloenses en el CERN

COMPARTIR