Jaime GUERRERO

OAXACA, (página3.mx).- La diputada federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Karina Barón Ortiz, demandó a la Secretaria y directora general de los Servicios de Salud del estado de Oaxaca, Gabriela Velásquez Rosas, deslindar responsabilidades administrativas y penales contra proveedores del medicamento Cyclofem, por la compra y surtimiento de medicamentos caducos.

Y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), haga público el estado del procedimiento administrativo instaurado contra la Jurisdicción Sanitaria 1 de los Servicios de Salud en Oaxaca, por el almacenamiento y manejo irregular del medicamento Cyclofem.

Y es que el pasado 7 de febrero, la Profepa emitió un comunicado de prensa donde se dio cuenta del inicio del procedimiento administrativo contra la Jurisdicción Sanitaria 1 de los Servicios de Salud en Oaxaca debido al irregular almacenamiento y mal manejo de 28 mil 404 piezas de medicamento caduco bajo el nombre comercial de Cyclofem.

Barón Ortiz aseguró que esos “errores del pasado” indican la comisión de actos de responsabilidad administrativa o de delitos, por haber reservado medicamentos que llegaron a la caducidad, además de las posibles tentativas en perjuicio de la salud de las mujeres.

“Sin dejar de lado posibles actos de enriquecimiento o de beneficios a distribuidores o industrias farmacéuticas que hayan vendido medicamentos caducos o próximos a caducar poniendo en riesgo la salud, independientemente de representar un riesgo al medio ambiente por el manejo irregular de elementos nocivos y peligrosos”, asestó.

Según información médica, es un anticonceptivo hormonal de aplicación mensual para la prevención del embarazo que ayuda a reducir los riesgos de cáncer endometrial, en la frecuencia de quistes ováricos y la reducción de cáncer de ovario.

De acuerdo con la Profepa, “en atención a una denuncia ciudadana, inspectores federales llevaron a cabo una visita de inspección a un establecimiento de la Jurisdicción Sanitaria 1 de los Servicios de Salud en Oaxaca donde constataron que dicho lugar no contaba con el registro como generador de residuos peligrosos ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat)”.

Tales residuos se refieren al almacenamiento irregular y mal manejo de 28 mil 404 piezas (564 kilogramos) del medicamento Cyclofem.

La Profepa informó que los responsables no disponían de auto-categorización, bitácoras de generación de dichos residuos, manifiestos de entrega, transporte, recepción y constancia de disposición final de los mismos.

De esta manera, las autoridades ambientales ordenaron las medidas consideradas de aplicación urgente, correctivas y de seguridad necesaria para evitar un daño o riesgo ambiental, así como el seguimiento a la disposición final de los medicamentos caducos.

Barón Ortiz recordó que por la más de media tonelada de Cyclofem en estado de caducidad, las autoridades de la Secretaría de Salud del estado de Oaxaca comprometieron sus esfuerzos para proceder a la correcta eliminación de las unidades y evitar riesgos a la salud de las personas e impacto al medio ambiente.

Refirió que el 7 de febrero, a través de un boletín de prensa de la Secretaría de Salud del gobierno del estado de Oaxaca, la Secretaria de Salud y Directora General de los Servicios de Salud del estado “instruyó a todos los jefes jurisdiccionales y directores de los hospitales del estado para que se elaborara de manera inmediata el inventario de medicamentos.

“Lo anterior, con el objetivo principal de conocer la fecha de compra, surtimiento, proveedor y fecha de caducidad de los mismos a fin de deslindar responsabilidades y, en caso de detectar alguna irregularidad, se notificara a la autoridad correspondiente para que determine lo procedente”.

Asimismo, el director de Regulación y Fomento Sanitario mencionó que los medicamentos caducos son residuos peligrosos, “por lo que se les debe dar destino final que consiste en el envío de los insumos al proceso de incineración en hornos que alcanzan temperaturas superiores a los 1000 °Celsius, a través de una empresa autorizada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), tal como lo establece la Legislación Sanitaria en la materia y evitar riesgos a la salud o que se haga un uso inadecuado, en el Estado se realiza a través del Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envase y Medicamentos A.C. (Singrem)”.

Barón Ortiz señaló que la existencia de 28 mil 404 unidades de Cyclofem en caducidad revela las serias irregularidades de manejo, control y distribución que impidieron que las mujeres oaxaqueñas se vieran beneficiadas en su salud por la carencia de medicamentos.

Comentarios