Jaime GUERRERO

OAXACA, (página3.mx).- El ex edil capitalino Javier Villacaña Jiménez reviró las declaraciones de su correligionario del PRI y actual munícipe de Oaxaca de Juárez, José Antonio Hernández Fraguas, y criticó que éste propalara la versión que él se robó recursos del Fondo de Pensiones.

No obstante, aceptó el reto del ex aspirante a la gubernatura y dijo estar dispuesto a colaborar con las auditorías e investigaciones financieras a su gestión.

El actual Secretario de Administración dijo estar de acuerdo con Hernández Fraguas para que se realice una investigación sobre el Fondo de Pensiones durante las tres últimas administraciones y si se encuentra una anomalía, sancionar como corresponda a la ley.

Tras la protesta encabezada por integrantes del Sindicato 12 marzo, respecto al destino de los recursos del Fondo de Pensiones, refirió que se entrevistó con representantes sindicales y de manera directa le afirmaron “que fue el mismo alcalde Hernández Fraguas quien señaló que funcionarios  de la anterior administración se habían robado los recursos del Fondo de Pensiones”.

Criticó entonces que en declaraciones a medios, “el concejal (Hernández Fraguas) dice que él no ha señalado a nadie, por lo cual consideró que uno de los dos está mintiendo y les tocará a ellos dilucidar quién dice la verdad y quién no”.

En medio de la polémica y cruce de señalamientos, Villacaña Jiménez destacó que los actuales operadores financieros del municipio (el Tesorero municipal, Jorge Carbonell Caballero, quien fungiera como subsecretario de Finanzas en el gobierno de Gabino Cué Monteagudo) “son los mismos que en el gobierno del estado dejaron un déficit de 270 millones de pesos en la Dirección de Pensiones estatal”.

“Pero para ellos (Carbonell Caballero) el adeudo es un trámite normal que está sustentado en un esquema de flujos, ellos mismos al hablar de esta deuda en el ámbito municipal, hablan de irregularidades, cosa que consideramos completamente incongruente”, asestó. 

Villacaña Jiménez lamentó que en la administración de Hernández Fraguas exista confusión en respecto los recursos del Ramo 23 que fueron gestionados el 2016, etiquetados y que llegaron a la hacienda municipal en el último mes de la administración, “los cuales no podían destinarse para otro rubro más que para las obras que ya venían etiquetadas”.

Esto es importante decirlo, agregó, porque existe una gran confusión en el actual munícipe, pues parte de su equipo le ha dicho que estos recursos se podrían redireccionar para pagar los compromisos pendientes que ya habían sido acordados con él, cosa que hubiera implicado un desvío de recursos directo.

No obstante, aseguró que desde el 30 de noviembre pasado que dejó el Ayuntamiento y se incorporó al Gobierno del Estado, mantuvo la colaboración y disposición con Hernández Fraguas  para que “cualquier situación pudiéramos aclararla, encaminarla y resolverla de manera conjunta, atento pero sobretodo presto a que la transición se llevará a cabo de manera correcta”.

Incluso en diciembre pasado, días antes del relevo, dijo,  entregó al entonces presidente municipal electo el informe financiero sobre la situación que guardaba la administración pública municipal, “no dos hojas como se dice, poniendo a disposición a todo el equipo que me acompañó en el periodo para aclarar las dudas que tuviera, estableciendo acuerdos que lamento tres meses después diga que no existieron”.

Villacaña Jiménez reiteró que de manera personal y directa dialogó con el ahora presidente municipal y le comentó el origen de los adeudos y como se podía resolver, pues parte de todos esos compromisos pendientes tuvieron origen en la falta de cumplimiento del Gobierno del Estado de 42 millones de pesos que se tuvieron que ocupar para pagar las obras del andador semipeatonal que eran responsabilidad directa del gobierno estatal.

“Acordamos entre otras cosas que con el timbrado que se generó en mi administración pero que tenia que caer en las finanzas municipales en enero, se cubriría parte de los adeudos de pensiones, así como a través de otros mecanismos de financiamiento cubrir todos estos recursos, como lo manifiesta el presidente municipal Fraguas en su declaración del día 5 de enero de este año, donde afirmó que los 80 millones de pesos de deuda eran completamente manejables”, afirmó.

Villacaña Jiménez, lamentó que la administración de Hernández Fraguas, pretendiera cancelar una obra del CENDI de RG 23 para pagar ese tipo de rubros, “lo cual también hubiera sido una situación observable para el propio alcalde, pues los recursos etiquetados del RG 23 no pueden destinarse a otro fin diferente al cual fueron liberados y de cancelarse la obra se tienen que reintegrar de manera inmediata a la tesorería de la Federación”.

“Si nosotros no hubiésemos comprometido esos recursos de manera puntual, se hubiera tenido que regresar por parte del gobierno actual en el mes de enero”, señaló.

Respecto a la elección de agentes Municipales y de Policía, sostuvo no tener injerencia alguna en el tema y citó como ejemplo que en el caso de Santa Rosa Panzacola, que de haber apoyado a alguien, lo haría con Flor de María Morales Pérez, a quien conoce desde hace 8 años porque trabajó con él en la asociación civil ACO.

Comentarios