Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso del Estado, Horacio Antonio Mendoza pidió al Estado Mexicano, implementar mecanismo de protección a las garantías individuales y de reinserción social, ante violaciones a los derechos humanos de mexicanos deportados, entre ellos, migrantes oaxaqueños.

El legislador local, reprobó las acciones del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por emitir órdenes ejecutivas para mejorar la seguridad fronteriza, así como al interior de Estados Unidos y proteger a su país de la entrada de terroristas extranjeros.

Antonio Mendoza, advirtió que la implementación de dichos mandatos agrava la crisis humanitaria que afecta a todos los inmigrantes, refugiados y solicitantes de asilo, poniendo en riesgo el respeto a sus derechos humanos.

“Estados Unidos tiene la obligación de implementar todas las medidas que sean necesarias para proteger la vida, integridad y seguridad de todas las personas migrantes e inmigrantes en su territorio, y el Estado Mexicano también está obligado a garantizar que los deportados cuenten con todas las condiciones de vida digna una vez que regresen a nuestro país”, dijo.

El Vicecoordinador Parlamentario del PRD, señaló que a falta de documentación que acredite la legal estancia de una persona en algún país, todo individuo goza de la protección de sus derechos humanos.

“Los inmigrantes tienen los mismos derechos que quienes cuentan con la documentación en regla, sin embargo, y ante las recientes deportaciones, el Gobierno Mexicano tiene la obligación de actuar en defensa de nuestros connacionales, los Consulados deben ofrecer una verdadera defensa legal no de simple orientación, por ello es de suma urgencia la creación de un Centro de Defensa Legal por parte del gobierno mexicano, que dé soporte y acompañamiento a quienes así lo requieran”.

El diputado perredista, advirtió que México no está preparado para enfrentar la oleada de deportaciones y externó su preocupación ante el posible escenario de violaciones a los derechos fundamentales de todo ser humano.

“La postura del Gobierno Estadounidense representa una política dirigida a estigmatizar y criminalizar a los migrantes o a cualquier persona percibida como migrante, que viola totalmente los derechos humanos de nuestros connacionales, e incluso conllevan un alto grado de discriminación”, expuso.

Agregó que ante las nuevas políticas de migración y el mismo muro con el que amenaza construir Trump, los inmigrantes se verán forzados a buscar nuevas formas para ingresar a los Estados Unidos, lo cual representa que cada vez expondrán más su vida e integridad personal.

Antonio Mendoza, indicó que los migrantes, inmigrantes, y refugiados son ante todo, seres humanos con derechos fundamentales, que deben ser respetados y protegidos, “no se les puede dar un trato de delincuentes, cuando incluso representan un desarrollo económico para Estados Unidos”.

 

Comentarios