Dalia Piñón González | AGENCIA JM

Miércoles 15 de marzo de 2017 Tehuantepec, Oax.- Aproximadamente 50 trabajadores eventuales de la clínica del Instituto de Seguridad y Servicio Social para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de este municipio de la región del Istmo, pararon labores en demanda del pago de salarios que les adeudan desde hace seis meses.

Sin afectar los servicios de hospitalización ni de consulta externa, los inconformes se manifestaron con pancartas en mano en la oficina de Gobierno del organismo médico, en demanda a la directora general, Silvia Karina Apodaca Robles, de que les sean pagadas las quincenas laboradas.

“Se está haciendo una toma del área de Gobierno debido a la falta de pago de las quincenas de agosto, noviembre, diciembre, enero, febrero y ésta de marzo. El argumento del personal administrativo es que se acabaron el presupuesto; estamos a marzo de 2017 y es imposible que ya se hayan terminado el presupuesto del año 2017”, indicaron los afectados.

“Ayer se realizó una llamada a Recursos Humanos a Oaxaca, y nos decían que el presupuesto de nómina ya había sido enviado y que era cuestión de esta unidad dar dichos pagos. Somos alrededor de 50 trabajadores eventuales de las diferentes áreas –laboratorios, administrativos, enfermería, médicos, lavandería, cocina–; estamos esperando pero no hay todavía respuesta del personal administrativo o directivo”, expusieron.

Advirtieron que el sindicato les ha negado apoyo por no estar afiliados, y que esta situación ha afectado el funcionamiento de la clínica: “Ayer se cometió un atropello hacia los compañeros de base, ellos tuvieron que recibir diferentes servicios, los mismo jefes recibieron servicio de quirófano y el mismo coordinador tuvo que pasar a quirófano; ya no hay presupuesto para pagarle al personal”, explicaron.

Comentaron que entre ellos hay trabajadores con tres meses hasta tres años de servicio. “No pedimos aumento de sueldo, ni uniformes. No estamos pidiendo que nos den servicio médico, porque ni con eso contamos, simplemente pedimos que nos paguen para poder seguir laborando”, reiteraron.