Ignacio Martínez Platas | AGENCIA JM

Oaxaca, Oax.- El presidente municipal de Tlacolula de Matamoros, Fausto Díaz Montes, disolvió violentamente una reunión informativa de integrantes de la Unión de Tianguistas del mercado “Martín González” de esa población con un saldo de media docena de golpeados, en su mayoría mujeres.

Los hechos ocurrieron la tarde del miércoles, cuando los tianguistas se encontraban reunidos en un local que utilizan para sus asambleas, en el interior del mercado municipal.

Al lugar se presentó el munícipe acompañado del Administrador del Mercado Municipal y del Director de Desarrollo Social,  quienes interrumpieron violentamente la reunión que allí se desarrollaba.

Las denunciantes señalaron que el edil de filiación perredista, acompañado del regidor de Desarrollo Social, Emilio Santiago Ramírez en tono agresivo se dirigió a los comerciantes para advertirles que en el mercado Martín González, “la palabra y la presencia de los tianguistas no valel”.

“La única autoridad que decide sobre la organización y operación del mercado municipal”, les dijo, “es el presidente municipal y cualquier decisión que los comerciantes tomen sobre las demandas internas de los tianguistas, no tiene ninguna validez para la autoridad”, les recalcó.

Acompañado de 16 policías municipales, Díaz Montes los obligó a abandonar el local, y una vez en la calle, el administrador de mercados arremetió a golpes contra los comerciantes, entre ellos a Carlos Martínez, María Martínez, María de Jesús Olivera y Columba Hernández, quienes resultaron con golpes en diferentes partes del cuerpo.

Las víctimas fueron atendidas de manera local, para inmediatamente presentar las denuncias penales correspondientes contra el munícipe de Tlacolula de Matamoros, el Regidor de Desarrollo Social, el Director de Desarrollo Social y el Administrador de Mercados.

El viernes, las víctimas ratificaron sus denuncias para integrar debidamente el legajo de investigación y se castigue a los autores de las amenazas y golpes a los comerciantes, que se encontraban reunidos para elaborar un pliego petitorio que sería presentado en la Secretaría General de Gobierno y en la Cámara de Diputados, luego de que el munícipe se ha negado a recibir y dialogar con los tianguistas para conocer sus necesidades y carencias.

Ante la amenaza de que el mercado municipal sería cerrado por la autoridad municipal, por la noche del miércoles y durante el jueves,  los comerciantes tomaron el centro comercial  para resguardar sus locales y mercancía.