En Oaxaca, continúan los homicidios y feminicidios.

Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Al menos tres muertos, entre ellos un menor de cuatro años, cinco heridos y tres rehenes, dejó el ataque armado que realizó Julio César José Aquino, a su familia, a la Policía y a extranjeros, confirmó la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca.

Los hechos comenzaron alrededor de las 22:30 horas de este martes 21 de marzo de 2017 en el paraje Paso Lagarto perteneciente al municipio de Santa María Tonameca, en la región de la Costa.

En ese lugar, José Aquino mató a machetazos a Carlos García Juárez, de 43 años de edad y a su hijo Axel José Gabriel de 4 años de edad, y a balazos a la señora Azucena Reyes Pérez, de 23 años de edad.

De igual forma dejó lesionados con arma blanca (machete) a su madre, Edith Aquino, a su esposa Antonia Gabriel y a su hermano Ulises José Aquino, mientras que su sobrina Zunaydelin José Reyes, de escasos dos años de edad, presenta impactos de arma de fuego.

En su huída, José Aquino interceptó una camioneta Ford tipo Frontier y tomó como rehenes a la familia del extranjero Leei Rodolfo, quien es originario de Pensilvania, Estados Unidos, quien al pasar por el reclusorio de Pochutla solicitó auxilio de la Policía y se suscitó otra balacera en la que resultaron heridos el policía Román García López y el presunto homicida.

José Aquino fue trasladado al Hospital Regional de Pochutla y le fue decomisada una escopeta calibre 16. El imputado se encuentra en calidad de detenido, mientras continúan las investigaciones.

Comentarios