Paulina RÍOS

OAXACA, (página3.mx).- Momentos de tensión vivieron el gobernador Alejandro Murat, su esposa Ivette Morán, y diversos servidores públicos que le acompañaron la mañana de este martes en el municipio de Guelatao de Juárez, para conmemorar el 211 aniversario del natalicio del Benemérito de las Américas.

Y es que desde hace varios años, los gobernadores de Oaxaca han sido prácticamente “corretados” por integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), para rechazar cualquier acto gubernamental, especialmente en este lugar de nacimiento de Don Benito Juárez García.

La mañana de este 21 de marzo no fue la excepción y maestros adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) boicotearon el homenaje y gritaron consignas al Mandatario estatal, quien prácticamente salió huyendo custodiado por sus guardias y servidores públicos.