Pedro MATÍAS
OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Olivetti Paredes Zacarías, la priista que robó reflectores en el “Encuentro con Jóvenes” que sostuvo el presidente Enrique Peña Nieto y que fue premiada por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa con la dirección del Instituto de la Juventud de Oaxaca, fue denunciada penalmente y acusada de presuntos actos de corrupción, malversación de recursos públicos y tráfico de influencias.
A cuatro meses de incorporarse al gabinete del priista Alejandro Murat Hinojosa, Paredes Zacarías fue acusada ante el cabildo de Santa Catarina Cuixtla, Miahuatlán, de quedarse con 250 mil pesos de la obra de techado de la escuela primaria “Redención”.
También fue denunciada penalmente por el constructor Felipe Valdivieso Vega, según consta en la carpeta de investigación 931/D.F./Z.C./2017, por los delitos de amenazas y daño en propiedad ajena.


La priista que fue cuestionada y ridiculizada en las redes sociales después de participar en el “Encuentro con Jóvenes” donde felicitó al presidente Peña Nieto con motivo de su IV Informe de Gobierno y por la Reforma Educativa pese al desalojo fallido en Asunción Nochixtlán que dejó 8 muertos y mas de 100 heridos, expresó el 1 de septiembre de 2016:
“Yo le aplaudo la Reforma Educativa y queremos que en Oaxaca se aplique la Ley, Oaxaca es cultura, Oaxaca es Guelaguetza, Oaxaca es amor…”.
Tres meses después, Murat Hinojosa la premió con la dirección del Instituto de la Juventud de Oaxaca donde Paredes Zacarías ha sido acusada de presuntos actos de corrupción, mal manejo de recursos públicos, nepotismo y tráfico de influencias.
Sin embargo, la servidora pública lo califica como una campaña de desprestigio y persecución en su contra por el hecho de ser mujer.


Lo cierto es que copias de contratos, cheques bancarios y actas de la asamblea comunitaria de Santa Catarina Cuixtla revelan presuntos malos manejos.
De acuerdo con la documentación, gestionó recursos y acciones a través de un la diputada federal del PRI, Yolanda Lopéz Velasco, para beneficiarse con recursos de programas del gobierno federal para fines personales, en el 2015.
A través de la gestión de programas en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del Gobierno Federal, obtuvo recursos con los que habría pagado 250 mil pesos para el festejo de su cumpleaños, pero financiados por la organización Reconstruyendo Oaxaca A.C.
Apenas, el pasado 17 de febrero, en la palacio municipal de Santa Catarina Cuixtla se realizó una sesión de cabildo encabezada por el presidente municipal, Usiel Misael Olivera Ruiz y el síndico Roque Lauro Pacheco para tratar el asunto de la terminación del techado de la escuela primaria “Redención” aprobado en el trienio 2014-2016 porque quedó inconclusa y pone en riesgo a los alumnos.
El constructor Felipe Valdivieso Vega, administrador único de la empresa GEVARSA Construcciones S.A. de C.V. acudió a la sesión de cabildo donde se comprometió a terminar el techado para poder limpiar el nombre de su empresa donde aclaró:
“La obra no se terminó en tiempo y forma por un faltante de 250 mil pesos que le fue entregado a la licenciada Olivetti Paredes Zacarías, quien fue la encargada de gestionar el proyecto ante la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado (de Gabino Cué Monteagudo)…”
En respuesta, el constructor fue amenazado vía telefónica y posteriormente atacado su domicilio donde le causaron daños materiales.
Es por ello que el pasado 13 de abril acudió a la mesa 4 de delitos interpersonales donde la agente del Ministerio Púbico, María Alehelí García Gijón, integró la carpeta de investigación 931/D.F./Z.C./2017, en contra de Juan de la Cruz Jiménez, Rogelio Arias y Olivetti Paredes Zacarías, por los delitos de amenazas y daño en propiedad ajena.
El constructor reveló que el 12 de abril pasado, alrededor de las 01:00 horas, recibió una llamada telefónica donde le advirtieron: “Cálmate del desmadre que estás haciendo en el periódico y en redes sociales, no sabes con quien te estás metiendo, te vamos a partir tu madre, atente a las consecuencias no sabes con quién te metes”.
Y una hora después, llegaron Juan de la Cruz Jiménez, Rogelio Arias y otras dos personas que le gritaron en su domicilio “si no sales te vamos a romper tu madre” y como no salió procedieron a patear la puerta y romper los vidrios de su vivienda.
Luego siguieron amenazas a través de mensajes de texto donde le advierten que le van a quemar su casa y su lugar de trabajo.
Por estos hechos, el constructor presentó su denuncia donde señala a Olivetti Paredes Zacarías como la persona que mandó a esos señores a amenazar y causar destrozos.
Entre los documentos filtrados se encuentra un cheque del banco Santander fue emitido a favor de Paredes Zacarías el 20 de octubre de 2015.
Por otra parte, a través de documentos y facturas se exhibe un presunto convenio entre la ahora funcionaria de Gobierno del Estado con Felipe Valdivieso Vega, quien se desempañaba como Consultor en Proyectos de Desarrollo en Oaxaca.
En total, se gestionaron aproximadamente 20 millones de pesos ante la Secretaría de Desarrollo Social para el programa de Empleo Temporal.
“La C. Olivetti se obliga a costear los gastos para el desarrollo del Programa Empleo Temporal, gestionado a través de ella ante la SEDESOL un total de $20, 000, 000, mediante los siguientes porcentajes 15% para el grupo Empresarial Valdivieso Rodríguez, 8% para facturación, 25% para ejecución y 52% para gastos de campaña y gastos personales para la C. Olivetti Paredes haciendo un total del 100%”, plasman los documentos.
Sin embargo, esos 250 mil pesos presuntamente destinados a la fiesta de Paredes Zacarías resultarían ser un faltante para la culminación de una obra de techado de la escuela primaria “Redención”.
Además, se exhiben documentos en los que Paredes Zacarías se comprometía a costear los proyectos de 10 municipios mediante mezclas de recursos ante la Secretaría de Finanzas en el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, por un monto de más de 107 millones de pesos y en cuyas cláusulas se acordaba entregarle determinados porcentajes a la actual funcionaria estatal.

nnn