Jaime GUERRERO

Esta tarde, la directora del Instituto de la Juventud del Estado de Oaxaca (INJEO), Olivetti Paredes Zacarías, renunció al cargo para que se realicen las investigaciones por los órganos jurisdiccionales, ante los presuntos actos de usos de recursos públicos con fines perniles.

El gobernador del estado Alejandro Murat Hinojosa aceptó la renuncia de la ex funcionaria.

La polémica y tristemente célebre funcionaría priísta, desde hace un mes evitó dar declaraciones ante los severos y comprobados señalamientos en su contra.

Cabe recordar que con copias de contratos y cheques bancarios, la actual directora general del Instituto de la Juventud Oaxaqueña (INJEO), Olivetti Paredes, fue exhibida en presuntos actos de corrupción, malversación de recursos públicos y tráfico de influencias.

De acuerdo con la documentación, gestionó recursos y acciones a través de una diputada federal del PRI para beneficiarse con recursos de programas del gobierno federal para fines personales, en el 2015.

A través de la gestión de programas en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del Gobierno Federal, obtuvo recurso de una empresa particular con los que habría pagado 250 mil pesos para el festejo de su cumpleaños, pero financiados por la organización Reconstruyendo Oaxaca A.C.

Los documentos filtrados son de fechas cuando Olivetti Paredes aún no era titular del Injeo. El cheque del banco Santander fue emitido a favor de Paredes Zacarías el 20 de octubre de 2015.

No obstante, realizó una solicitud de recursos que serían gestionados por la intervención de la diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Yolanda Lopéz Velasco, para una empresa social y de los fondos obtenidos tomó para celebrar su cumpleaños.

A través de documentos y facturas se exhibe un presunto convenio entre la ahora funcionaria de Gobierno del Estado con Felipe Valdivieso Vega, quien se desempañaba como Consultor en Proyectos de Desarrollo en Oaxaca.

En total, se gestionaron aproximadamente 20 millones de pesos ante la Secretaría de Desarrollo Social para el programa de Empleo Temporal.

“La C. Olivetti se obliga a costear los gastos para el desarrollo del Programa Empleo Temporal, gestionado a través de ella ante la SEDESOL un total de $20, 000, 000, mediante los siguientes porcentajes 15% para el grupo Empresarial Valdivieso Rodríguez, 8% para facturación, 25% para ejecución y 52% para gastos de campaña y gastos personales para la C. Olivetti Paredes haciendo un total del 100%”, plasman los documentos.

Sin embargo, esos 250 mil pesos presuntamente destinados a la fiesta de Paredes Zacarías resultarían ser un faltante para la culminación de una obra de techado de la escuela primaria “Redención”.

Con copias de contratos y cheques bancarios, la actual directora general del Instituto de la Juventud Oaxaqueña  (Injeo), Olivetti Paredes, fue exhibida en presuntos actos de corrupción, malversación de recursos públicos y tráfico de influencias.
De acuerdo con la documentación, gestionó recursos y acciones a través de una diputada federal del PRI para beneficiarse con recursos de programas del gobierno federal para fines personales, en el 2015.
A través de la gestión de programas en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del Gobierno Federal, obtuvo recurso de una empresa particular con los que habría pagado 250 mil pesos para el festejo de su cumpleaños, pero financiados por la organización Reconstruyendo Oaxaca A.C.
Los documentos filtrados son de fechas cuando Olivetti Paredes aún no era titular del Injeo. El cheque del banco Santander fue emitido a favor de Paredes Zacarías el 20 de octubre de 2015.

No obstante, realizó una solicitud de recursos que serían gestionados por la intervención de la diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Yolanda Lopéz Velasco, para una empresa social y de los fondos obtenidos tomó para celebrar su cumpleaños.
A través de documentos y facturas se exhibe un presunto convenio entre la ahora funcionaria de Gobierno del Estado con Felipe Valdivieso Vega, quien se desempañaba como Consultor en Proyectos de Desarrollo en Oaxaca.

En total, se gestionaron aproximadamente 20 millones de pesos ante la Secretaría de Desarrollo Social para el programa de Empleo Temporal.
“La C. Olivetti se obliga a costear los gastos para el desarrollo del Programa EmpleoTemporal, gestionado a través de ella ante la SEDESOL un total de $20, 000, 000, mediante los siguientes porcentajes 15% para el grupo Empresarial Valdivieso Rodríguez, 8% para facturación, 25% para ejecución y 52% para gastos de campaña y gastos personales para la C. Olivetti Paredes haciendo un total del 100%”, plasman los documentos.
Sin embargo, esos 250 mil pesos presuntamente destinados a la fiesta de Paredes Zacarías resultarían ser un faltante para la culminación de una obra de techado de la escuela primaria “Redención”.

Además, se exhiben documentos en los que Paredes Zacarías se comprometía a costear los proyectos de 10 municipios mediante mezclas de recursos ante la Secretaría de Finanzas en el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, por un monto de más de 107 millones de pesos y en cuyas cláusulas se acordaba entregarle determinados porcentajes a la actual funcionaria estatal.

La actual titular del Injeo ha sido cuestionada por su falta de experiencia en la administración pública.

Este es el segundo caso de funcionarios de la nueva administración estatal que se ven envueltos en presuntos abusos de poder.

El primero fue Alejandro Avilés Álvarez, quien fuera removido de la Secretaría General de Gobierno apenas la semana pasada al exhibírsele que utilizó aeronaves oficiales para el traslado de sus hijos a la playa de Puerto Escondido a vacacionar el pasado viernes.