Exigen justicia por feminicidio de Leticia.

Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, Oax., (página3.mx).- Jennifer y Leticia son dos mujeres  oaxaqueñas que sus muertes están relacionadas al crimen de odio convirtiéndose en cifras de feminicidio y que hoy fueron sepultadas mientras el clamor de sus familias es de justicia.

El dolor estuvo presente todo el tiempo en sus casas; sus familias, amigos y conocidos entre lágrimas y aplausos las despidieron, lloraron porque ya no las volverán a ver y su máxima exigencia es que sus muertes se esclarezcan, se detengan a sus agresores y se haga justicia.

En las calles de Matías Romero -de donde era originaria Jennifer- no pudo pasar desapercibido el cortejo fúnebre, no se trataba de cualquier entierro, sino el de una mujer que luchó más de 30 días desde aquel 27 de febrero, cuando su cuerpo fue rociado de gasolina y prendido por el fuego por su pareja, Edgardo.

La muerte atroz que sufrió Jenny no fue cualquier deceso, su cuerpo presentó el 70 por ciento de quemaduras, finalmente no resistió y murió de un paro cardiaco, dejó en la orfandad a un menor de 3 años. Su muerte será recordada por siempre, expresaron sus amigos, quienes con el dolor reflejado en su rostro la acompañaron al camposanto.

Jenny luchó como una guerrera, decían los curiosos mientras veían pasar su ataúd.

La  fundación “Te queremos ayudar A.C.”, que dirige Xóchil Mortera, le brindó la atención integral durante ese tiempo, pero finalmente falleció el pasado domingo en el Hospital Regional de Alta Especialidad, en el estado de Veracruz.

Otro feminicidio

En Juchitán, Leticia -de 40 años- también fue sepultada, su cuerpo fue hallado la mañana del lunes entre arbustos sobre la vía federal de la carretera 190 en un paraje ubicado entre la ciudad de Juchitán y la comunidad de La Ventosa, después de que sus familiares la habían reportado como desaparecida desde la noche del domingo.

Enormes lonas con leyendas de ¡No impunidad! ¡Alto a la violencia! y ¡Justicia!, acompañaron en su último viaje a Leticia, sus familiares y amigos la recuerdan como una mujer cariñosa y trabajadora.

En la explanada del palacio municipal de Juchitán se realizó una exigencia de justicia de parte de sus familiares y la autoridad municipal, encabezada por el cabildo de Juchitán.

“No más impunidad, no queremos más feminicidios, exigimos a la autoridades de justicia un alto a las muertes violentas contra mujeres,  llevamos más de 600 asesinatos en seis años y en lo que va del año más de 20 mujeres han muerto en nuestro Oaxaca, un alto ya”, urgieron.

La Fiscalía Especializada en Delitos por Razón de Género informó que en el caso de Jenny se brindó acompañamiento desde que ocurrió el suceso violento, y en el de Leticia también se ha iniciado la carpeta de investigación, ambos por feminicidio.

Comentarios