Embarazada migrante pierde a su bebé por negligencia del INM

Diana MANZO/ Corresponsal

JUCHITÁN, Oax., (página3.mx).- Una mujer migrante de origen nicaragüense perdió a su bebé por no recibir atención médica oportuna después de ser detenida por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) en la estación migratoria de Tapanatepec, denunciaron integrantes del Albergue Hermanos en el Camino ubicado en Ciudad Ixtepec, en el Istmo de Tehuantepec .

La joven migrante fue detenida el sábado pasado por agentes migratorios y tenia 38 semanas de gestación aproximadamente, le faltaba una semana para dar a luz.

Alberto Donis Rodríguez, responsable del Albergue “Hermanos en el Camino” que fundó el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra denunció que esta situación que vivió la mujer migrante es algo inhumano, por que no le proporcionaron atención médica y responsabilizó al delegado del INM en Oaxaca, Marcos Cortés Corpus.

Dijo que es increíble que en una estación migratoria no exista un médico para atender este tipo de situaciones con los centroamericanos, y que lo debieron de hacer con la mujer era otorgarle un oficio de salida para que recibiera atención medica oportuna.

“Si no tienen médicos no la hubieran detenido, sabían del riesgo que pudiera ocurrir, esta situación es lamentable, ahora el delegado de Oaxaca no quiere responsabilizarse de la repatriación del cuerpo del bebé”, indicó.

Donis Rodríguez, quien también es defensor de los derechos humanos, lamentó lo ocurrido y dijo que la comunidad migrante está indignada, porque no es la primera vez que sucede, los agentes de migración dan tratos inhumanos a los centroamericanos.

“Estamos indignados, esto es una violación a los derechos humanos, casos como el de esta mujer migrante han ocurrido muchos más, sabemos que no tienen médicos, y es común que violenten los derechos a la salud de los migrantes”, expresó.

Expresó que en las dos garitas del INM en el Istmo “Tapanatepec y La Ventosa” son constantes las prácticas violatorias a los derechos humanos y el derecho a la salud porque no hay médicos que atiendan a los migrantes.

El responsable de la casa del migrante, exhortó a los organismos internacionales y nacionales de derechos humanos atraer esta situación de constante violencia contra los migrantes.

En su cuenta de Twitter, el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra denunció públicamente estos acontecimientos contra la mujer migrante y responsabilizó al delegado del INM en Oaxaca por la muerte del bebe al no brindarle atención medica necesaria.

En esta región del Istmo transitan a diario decenas de migrantes centroamericanos especialmente mujeres, hombres y también menores de edad e incluso familias debido a la cercanía con la frontera sur.

Comentarios