Diana MANZO/ Corresponsal

IXTEPEC, Oax., (página3.mx).- Después de pernoctar en el auditorio municipal de Ciudad Ixtepec, unas 60 mujeres migrantes centroamericanas que acompañaban el Viacrucis de refugiados migrantes 2017 continuaron su camino en caravana motorizada hacia Coatzacoalcos, Veracruz, continuarán su trayecto para denunciar la discriminación y violencia que han padecido de parte de México y Estados Unidos de Norteamérica, países que les niegan refugio.

El viacrucis de personas refugiadas migrantes 2017 comenzó el 9 de abril pasado en el estado de Chiapas, en los límites de la frontera sur del país, e ingresó a territorio oaxaqueño el viernes 14 de abril pasado y finalmente culminó en Ciudad Ixtepec.

Ahora la segunda parte será una caravana de migrantes que busca llegar al Senado de la República en los próximos días.

Las mujeres por un lado viajaron en “combis” y unos 150 hombres montarán La Bestia, como conocen al tren proveniente de Arriaga, Chiapas, con destino a Ixtepec y que transita también al estado de Veracruz.

Las mujeres migrantes van acompañadas de Irineo Mújica, quien encabeza la organización “Pueblos sin Fronteras”, además es defensor de los derechos humanos de las personas migrantes y fundador de albergues.

Irineo expresó que lo que buscan es visibilizar la violencia que existe hacia las y los migrantes y la violación a sus derechos humanos, porque la mayoría viene de una vida invadida de  violencia, viene huyendo de sus países por falta de empleo y también protegiendo a sus hijas e hijos de las bandas delictivas.

Los hombres migrantes además de recibir la  visita del sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, quien les compartió palabras de ánimo y aliento para seguir luchando por una vida digna, están preparados para seguir su camino y solicitar apoyos de otras organizaciones sociales y organismos internacionales, pues declararon que a sus países no regresarán porque temen que los asesinen.