Diana Manzo

IXTEPEC, OAX.- En este viernes santo Decenas de migrantes centroamericanos refugiados en el Albergue “Hermanos en el Camino” en Ciudad Ixtepec que dirige el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, representaron por noveno año el viacrucis del Jesucristo migrante.

Encabezado por el defensor de los derechos humanos, Solalinde Guerra, el contingente de aproximadamente 100  personas entre voluntarios y migrantes entre menores, mujeres y hombres, partió del refugió caminando paso a paso  por las principales calles de esta ciudad en el Istmo de Tehuantepec.

Walter Mateo originario de  Honduras, fue quien personificó a Jesucristo en esta representación del viacrucis del migrante. Es de raza afroamericana y de oficio pescador,  hace dos meses llegó al albergue y se auto designó para cargar la cruz en este viacrucis.

“Se siente chido”, como en paz, muchos me felicitaron por haber representado a Jesucristo, me siento muy contento, mi sueño es llegar a los Estados Unidos, encontrar un empleo y trabajar allá, en mi país solo hay violencia, es la cuarta vez que voy en busca del sueño americano” (Sic.), expresó.

El sacerdote Alejando Solalinde Guerra, caminó paso a paso durante el recorrido y compartió con mujeres migrantes y voluntarias, cada uno de los textos correspondientes a las catorce estaciones, tomado del libro inédito “El viacrucis del migrante”, además de  pronunciar el  padre nuestro y ave María.

La  estación número 14 se efectuó en el albergue y todos los participantes se reunieron en la capilla, en donde Solalinde Guerra ejemplificó que un viacrucis de Jesús, es el viacrucis del migrante, de aquellos hombres, mujeres y niños que hoy se encuentran refugiados y que jamás se cansan de luchar por lo que quieren.