Diana Manzo

Juchitán, Oax.-Integrantes de la Red interinstitucional de prevención y atención a casos de violencia familiar y sexual en el Istmo de Tehuantepec se manifestaron frente a las instalaciones de la fiscalía local del ministerio público ubicada en Juchitán para exigir justicia ante los feminicidios de Jenny y Leticia ocurridos recientemente  y  atender la violencia de género que sufren las mujeres zapotecas diariamente.

También pidieron atraer  el caso de Gabriel Altamirano Flores, un homosexual zapoteca que después de dos días que lo habían reportado como desaparecido, su cuerpo fue hallado en estado de descomposición sin que hasta el momento se esclarezca su muerte.

Con cruces de color café y entintadas con nombres de diversas mujeres asesinadas así como enormes mantas y cartulinas, las mujeres pidieron al fiscal  local atender los casos y aplicar todo el peso de la ley contra quien o quienes resulten responsables.

Lamentaron que la muerte de Jenny de 18 años de edad quién fue rociada de gasolina por su esposo Edgardo y después de 30 días de luchar por su vida, finalmente murió  siga imperando la impunidad, pues hasta el momento no se ha detenido al responsable.

Al igual mencionaron a Leticia, una mujer de 40 años originaria de Juchitán quién fue localizada sin vida y sin ropa, lo cual señalaron visibiliza que para la sociedad y autoridades de justicia  la mujer sigue valiendo nada.

¡Justicia1 ¡Justicia! ¡Justicia! Fue el clamor de los manifestantes frente a las instalaciones y en donde también solicitaron al fiscal escucharlos y ser más sensibles ante estas situaciones de violencia que van a la alza en Juchitán.

Beatriz Ramos Reyes, representante de esta red de organizaciones sociales a favor de la mujer y también de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (Mexfam A.C.) dijo que de nada ha servido la declaración  de la ONU sobre la eliminación de la violencia contra las mujeres que se firmó hace 24 años porque no se ha alcanzado la igualdad y mas aún el acceso a la justicia.

“Una de cada tres mujeres en el mundo sigue sufriendo violencia, en Oaxaca en el sexenio de Gabino Cué Monteagudo hubo más de 600 mujeres asesinadas y con el actual gobernador a más de 30 mujeres les han quitado la vida, las mujeres estamos indignadas de tanta violencia y crímenes de odio que se han cometido, por mencionar a  Emma Gabriela Molina Canto en Yucatán, a la periodista Miroslava Breach en Chihuahua, a Jennifer Angélica Antonio Carrillo en Matías Romero y a Leticia Nicolás Ramírez, queremos que ninguna más muera en este país”, expresó.

Asimismo, Rogelia González Luis, dirigente del grupo de mujeres 8 de marzo enfatizó que las defensoras de los derechos de la mujer también están siendo violentadas y que es necesario detener estos ataques, porque lo único que han hecho es visibilizar la violencia de género ante la sociedad y exigir justicia ante tanta impunidad que existe.

Después de la manifestación, realizaron una marcha hasta la explanada del palacio de Juchitán en donde también pidieron a las autoridad municipales mayor vigilancia en las colonias y secciones de Juchitán porque dijeron la violencia cada vez es mayor.