Diana MANZO / Corresponsal

Juchitán, Oax., (página3.mx)- Integrantes de la sección 22 de la CNTE en el Istmo de Tehuantepec realizaron una manifestación en la explanada del palacio municipal de Jalapa del Marqués en donde exigieron al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat que el encuentro que tendrán este viernes sea una mesa de soluciones y no de diálogo.

Esta protesta del magisterio oaxaqueño se  organizó en el marco de la visita del mandatario oaxaqueño  que finalmente se canceló a última hora y que tendría la finalidad de anunciar la declaratoria de emergencia por sequía para el Istmo de Tehuantepec además de la entrega de patrullas al municipio de Jalapa del Marqués.

Los profesores realizaron una marcha y después una protesta en donde solicitaron atención a sus demandas educativas, entre las que se encuentran la contratación de maestros egresados de las escuelas  normales del estado, bono de jubilación de aproximadamente 10 mil profesores retirados del servicio educativo  entre otros temas.

Wilbert Santiago Esteva, titular de prensa y propaganda de esta dirigencia magisterial explicó que la noche del miércoles el mandatario oaxaqueño les comunicó que tendrían un encuentro este viernes, sin que hasta el momento sepan el lugar.

“Nosotros como comisión política  lo que pedimos al gobernador de Oaxaca  es que nos den respuestas a las peticiones, ya no queremos más mesas de diálogo y tampoco encuentros donde solo sean charlas y más charlas, lo que pedimos es respuestas certeras y reales”, expresó.

El vocero de la sección 22 anunció también que han realizado alianzas con organizaciones sociales para la defensa de la tierra y el territorio y con ello luchar de forma organizada a favor de las clases sociales.

“Ya no más mesas de dialogo, sino soluciones, así deseamos el encuentro con el gobernador de Oaxaca, nosotros hemos planeado nuestras necesidades y es urgente una respuesta”, concluyó.

En esta manifestación participaron únicamente el 20 por ciento de la membresía de la sección 22 y  no se suspendieron labores.

Comentarios