Jaime GUERRERO
OAXACA, (página3.mx).- La LXIII Legislatura urgió al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), al Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEO), a la Secretaría General de Gobierno (Segego), a los actuales Administradores Municipales, a las Comunidades que presenten conflictos derivados de la elección de autoridades, para que de inmediato procedan a la elección extraordinaria.
De lo contrario, para que el Congreso del Estado, a propuesta del Gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, proceda inmediatamente a nombrar a los Concejos Municipales que concluirán los periodos respectivos.
Y de paso, exhortó al titular de la Auditoría Superior de Estado (ASE), Carlos Altamirano Toledo, para que, en uso de sus facultades, vigile el actuar de los actuales Administradores Municipales en cuanto al manejo de recursos públicos, y en su caso, proceda conforme a la ley.
Tras las reformas constitucionales que dieron paso a la figura comisionado municipal en los municipios en conflicto en Oaxaca, los diputados lanzaron ese exhorto, justificando que la Constitución Federal no previó quién o quiénes deberían hacerse cargo, aunque sea temporalmente de los asuntos más urgentes del ayuntamiento, mientras se realizan nuevas elecciones, o se eligen de entre los vecinos a los concejos municipales.
“En caso de generarse un estado de ingobernabilidad o conflicto evidente en los municipios, como son la no verificación de la elección de algún ayuntamiento o que se hubiere declarado nula o no válida, o bien se hubiese declarado la suspensión o desaparición del mismo, se hace más que necesario retomar el cauce de la normalidad y la paz entre los pobladores, por la vía de la transparente legalidad, para tal efecto se ha propuesto en las fracciones de los artículos de referencia, la solución a tal problemática, con la implementación de las figuras de los “Integrantes de los Concejos Municipales” y del “Encargado de la Administración Municipal”, plasta el acuerdo aprobó por la LXIII Legislatura.
El diputado del PRD, Horacio Antonio Mendoza, admitió que siguen existiendo problemas de gran magnitud en el interior de los Municipios del Estado, como escenarios de ingobernabilidad, principalmente por cuestiones de tipo político-electoral, lo que genera un vacío de poder y división entre los pobladores.
“Es más que necesario devolver al pueblo la paz y tranquilidad que requieren por la vía de la legalidad y constitucionalidad, en este sentido, atendiendo, principalmente, a la realidad y al contexto de cada Municipio que se encuentre en los supuestos mencionados u otros análogos, se hace evidente la implementación prioritaria de la figura de un comisionado, para el sólo efecto de convocar a nuevas elecciones en los casos de que por cualquier circunstancia especial no se verificare la elección de algún ayuntamiento, o se declare nula o no válida la elección. Así como el supuesto de suspensión o desaparición de un ayuntamiento mientras se designa al concejo municipal”, apuntó.
No obstante, dijo que la persona que funja como comisionado, deberá cumplir cabalmente en coadyuvar con el Órgano Electoral, para que éste convoque a nuevas elecciones dentro del plazo improrrogable de noventa días naturales contados a partir de su designación.

Reiteró que el comisionado designado no podrá disponer de los recursos económicos del Municipio, por lo que el Ejecutivo Estatal le proporcionará los medios necesarios para el cumplimiento de su encomienda.
Sin embargo, en los casos de celebrar nuevas elecciones o integrar a los concejos municipales, señaló que la problemática de cada pueblo, comunidad o municipio de Oaxaca, es por demás complicada, además de que la inestabilidad política y social que sigue a una frustrada elección de ayuntamiento, deja heridas y resentimientos que en la realidad deben atenderse con base en la legalidad, pero sobre todo con mucho oficio político.
Antonio Mendoza, indicó que admitió que es difícil en forma inmediata escoger entre los ciudadanos del municipio, a aquellas personas aptas e imparciales para integrar los concejos municipales.
Por ello, es necesario esperar un tiempo prudente para calmar la efervescencia político-social y atender de manera urgente los asuntos más importantes del Ayuntamiento, a través de comisionados provisionales.
Aseguró que con la implementación de la figura del comisionado, no se transgrede el principio de la división de poderes, por el contrario se afianza el equilibrio, y se proyecta su progresividad en beneficio de los derechos, dignidad y bien de los pobladores del Municipio, asegurando con ello la paz y tranquilidad que se merecen.
Por lo pronto, urgió a los actuales Administradores Municipales, cumplir en breve término con el imperativo constitucional para el cual fueron designados, “en la inteligencia que de no hacerlo, ninguna situación los releva de las responsabilidades administrativas o penales en que puedan incurrir ante tales omisiones”, advirtió.

Comentarios