Uno de las decenas de altares que se colocan en Xoxocotlán por el Viernes de Dolores. Foto: Pedro Matías.

Pedro MATÍAS

XOXOCOTLÁN, Oax. (pagina3.mx).- En vísperas de la Semana Santa, esta comunidad mixteca realiza su tradicional Viernes de Dolores con altares monumentales, caseros y comunitarios dedicados a la advocación de la Virgen María para recordar sus siete dolores.

A sólo cinco kilómetros de la capital del estado, pueden visitarse este viernes majestuosos altares, algunos con imágenes de los siglos XVI o XVII de la Virgen María y adornados de álamo, laurel, romero y poleo, así como flores de agapando (lirios blancos y morados), azucenas, alcatraces (calas o cartuchos) y acapulcos, así como macetas con plantitas de maíz, lenteja y chía.

Además, en los altares se colocan coronas de maguey o cucharillas que simbolizaron la corona de la Virgen y palmas y son alumbradas con 12 velas, mientras que los braceros con incienso le dan un toque de aroma especial.

En los altares predominan los colores morado que representa la pasión de Jesús y el blanco, la esperanza.

Los Siete dolores de la Virgen María consisten en: La profecía de Simeón (asocia a María con el destino doloroso de su hijo); en la presentación del Niño Jesús; la huida a Egipto con Jesús y José; la pérdida de Jesús en el templo; el encuentro de Jesús con la cruz a cuestas camino al calvario; la Crucifixión y agonía de Jesús; recibir a Jesús ya muerto y el Entierro de Jesús.

El primer altar a visitar es el que se encuentra en el templo de Santa Elena de la Cruz y posteriormente recorrer los altares monumentales en los Barrios de la Dolorosa, la Santa Cruz, Calicanto y la Ermita (Tres cruces), esto sin contar los que se encuentran en casas particulares.

Mientras que los cuadros de apóstoles (grupo de jóvenes que entonará las alabanzas durante la Semana Santa) y de soldados romanos (que resguardaran las imágenes durante la semana Mayor), rezan, oran y hacen invocaciones fervorosas.

Al término, las familias de cada sector o anfitriones obsequian aguas de la temporada como la chilacayota, horchata, jamaica, tuna, limón, nieves, café o chocolate dependiendo del clima. Algunos ofrecen tamales, tostadas, tacos, frijoles blancos en coloradito y son acompañados con piezas de música de viento del Stábat Mater.

Santa Cruz Xoxocotlán es una comunidad llena de tradición por sus comidas y la fe que se tiene hacia al Santo Entierro de Cristo y a la Virgen Dolorosa, las personas pueden acudir desde las 19:00 horas y durante la noche recorrer los altares colocados en este municipio.

Comentarios