Diana Manzo/ Corresponsal

JALAPA DEL MARQUÉS, Oax., (página3.mx).- El incremento de lluvias en el Istmo de Tehuantepec y como medida de prevención ante la presencia de la depresión tropical 3-E instalada en las regiones del Istmo y Costa Oaxaqueña, la Comisión Nacional del Agua comenzó con el desfogue de  de la presa “Benito Juárez” en Jalapa del Marqués, con un tiempo de 15 metros cúbicos por segundo.

Asimismo, la Conagua aperturó las compuertas 1 y 2 y el agua se verterá en  el río Tehuantepec, hasta el momento todo se ha mantenido bajo control, sin embargo alertó a las autoridades de Jalapa del Marqués, Santo Domingo Tehuantepec, Salina Cruz, San Blas Atempa, Santa María Mixtequilla y San Mateo del Mar, quienes viven en riesgo constante de ser inundadas.

La situación de la presa según campesinos de Juchitán es que vive una situación de falta de desazolve es decir está invadida de lodo y tierra en un 30 por ciento que no le permite alcanzar su nivel total de   947 millones de metros cúbicos de agua que equivale al 100 por ciento.

“La presa debió desazolvarse cuando estuvo en sequia, llegó alcanzar cerca del 14 por ciento, es decir casi nada, ahora las autoridades dicen que ha llegado a su máxima capacidad, sin embargo es porque no se ha dado una buena limpieza, esperemos no pase a mayores”, explicaron.

En los últimos 12 días,  la presa Benito Juárez en Jalapa del Marqués, incrementó su almacenamiento en 639 millones de metros cúbicos (87.7 % de su capacidad total).

El Director General del Organismo de Cuenca Pacífico Sur (OCPS), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), César Alfonso Lagarda Lagarda en un comunicado informó que de acuerdo con el área de Hidrometría y Meteorología del OCPS, el pronóstico del tiempo en las próximas 48 horas se mantendrá  el potencial de lluvias en la mayor parte del estado debido a una Baja Presión al Sur del Golfo de Tehuantepec.

“Estas descargas de agua serán bajo condiciones controladas por el propio diseño de la presa”, se expresó el director de Conagua .

Se exhortó a las  autoridades municipales a tomar las medidas preventivas necesarias para evitar que sean sorprendidos en zonas que se ubican en partes bajas.