FRIDAGUERRERA VILLALVAZO

Me negué a que me tocaran, pero tan solo tenía 11 años, cómo defenderme de ellos, me violaron,

y después me mataron, horas más tarde me encontraron.

Monserrat Castillo.

El pasado 8 de junio de 2017 le tocaba estar en casa de su papá Sergio Gutiérrez; sus padres estaban divorciados por lo que los fines de semana a Valeria Teresa Gutiérrez Ortiz le tocaba estar con su papá, quien fue por ella a casa de su mamá.

Valeria llevaba en el interior de su mochila artículos personales, útiles escolares y mudas de ropa, entre ellas su uniforme, de casa de su padre iría al escuela el lunes por la mañana.

Iban en la bicicleta de Sergio aproximadamente a las 17:00 horas cuando empezó a llover. Sergio tratando de protegerla, le dijo que se subiera a una combi (transporte público) para que no se mojara y le hiciera daño, detuvieron la unidad de la Ruta 40, con número económico 278, en la calle Mañanitas. Vale bajaría en la esquina de Escalerillas, hacia la calle Ixtapan, lugar a  donde nunca llegó. La lluvia era intensa y el padre de Valeria iba pedaleando detrás de la unidad que aceleró y Sergio la perdió de vista. El padre la pequeña pensó que se bajaría en la parada correcta; no fue así, de inmediato el desesperado padre detuvo a Policía de Tránsito del municipio de Nezahualcóyotl, quien trató de seguir el rastro del transporte, fue inútil.

Al trasladarse los padres a la agencia correspondiente, como suele pasar en estos casos, no les hicieron caso, “estaban ocupados con lo de las elecciones”, denunció en redes sociales Jaqueline Ortiz, madre de Valeria, además le respondieron: “Que le hablara a su novio”, que seguro se había ido con él; durante 5 horas los tuvieron en el lugar, se negaron a levantar de inmediato la Alerta Amber, luego de ese tiempo les dijeron que se fueran a CAPEA Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes. Nombre del Servicio. Localización de personas Extraviadas o Ausentes, en la Ciudad de México, fue donde de inmediato lanzaron la ficha de desaparición; sin embargo, ya había pasado demasiado tiempo.

El 9 de junio de 2017 a las 10:00 horas a.m. fue lanzada la Alerta Amber; la familia y amigos de Valeria estuvieron buscando prácticamente toda la noche, no hubo éxito; aproximadamente a las 13:00 horas p.m. de ese viernes negro, vecinos de la calle Zandunga 158, entre las calles Cielito Lindo y Amanecer Ranchero, reportaron que desde las 22:00 hrs del 8 de junio alguien había dejado esa combi en el lugar. Al momento no la reportaron ya que cerca del lugar se encuentra un taller, que es donde la mayoría de los choferes llevan sus vehículos a arreglar. Algunos vecinos se asomaron al interior de la combi, fue cuando notaron el cuerpo de una niña; cubierto con un uniforme de escuela; autoridades municipales llegaron al lugar solo para confirmar que ahí estaba el cadáver de una menor.

A pesar de la prepotencia de las autoridades para evitar que  nuestro compañero periodista  Manuel Vázquez del medio noticioso AfondoEdomex hiciera su trabajo amenazándole con que lo iban a remitir, se confirmó, era Valeria.

Entonces el mundo se vino encima de la familia y vecinos de la colonia Benito Juárez y aledañas; más de 24 horas estuvieron esperando el cuerpo, el cual llegó a la funeraria Jardines de Oriente, a las 6:00 a.m. del 10 de junio.

El 10 de junio de 2017 el cuerpo de la pequeña Valeria ya estaba siendo velado en lugar antes mencionado, al lugar acudimos en un primer momento Manuel Velázquez y FridaGuerrera; ambos padres salieron de la sala donde se encontraba siendo velado el cuerpo de Vale para platicar con nosotros, nos hicieron saber la falta de interés de las autoridades municipales para tomar la denuncia, el dolor que les generó saber lo que sufrió la niña. Valeria quería ser Doctora, nuevamente nos mostraron lo injusto por no haberles tomado la denuncia de desaparición y lanzado en el momento la Alerta Amber, boletinar  la combi, fue tiempo crucial el que se perdió.

La dolencia se respiraba en la pequeña sala funeraria, familiares, amigos, vecinos de Val, poco a poco fueron llenando la funeraria, de infinidad de flores blancas, justo en ese momento una de las tía de Vale nos muestra una fotografía de un sujeto que había sido detenido por el atroz crimen; nadie lo creía.

Un día antes había sido publicada una foto de José Octavio Sánchez Razo, la credencial señalaba que tenía 24 años, además en algunos medios de comunicación lo señalaban como el dueño de la combi,  la foto del sujeto detenido no correspondía con la edad del detenido, finalmente el sujeto fue identificado por choferes que se encontraban a las afueras de Palacio Municipal, retenidos por algunos vecinos que se manifestaban en el lugar.

La Fiscalía del Estado de México se vio obligada -ante lo inocultable- a generar un boletín de prensa donde ratificó la detención del presunto responsable, José Octavio Sánchez Razo.

La foto de la credencial evidenciaba que era el mismo sujeto. Los vecinos que se manifestaban afuera del palacio municipal de Neza denunciaron a este medio la corrupción, la colusión de las autoridades con las desapariciones de mujeres y niñas, asaltos a plena luz del día en este municipio.

“La delincuencia organizada está incrustada en el gobierno municipal, estatal y federal”, denunció Óscar, vecino de este municipio.

Nos trasladamos a la funeraria nuevamente para hacerle saber a los padres de Vale, que por respeto nos retirábamos del lugar.

Eran las doce del día del 11 de junio de 2017 cuando nuevamente acudimos a la funeraria Jardines de Oriente, ubicada en Av. Adolfo López Mateos 367 en la Col. Evolución, Nezahualcóyotl, Estado de México.

Al llegar al lugar lo observamos lleno de flores blancas, rosas, tulipanes, alcatraces.

Nuevamente nos contactamos con Sergio y Jaquie, padres de Vale, quienes amablemente nos pidieron espacio para organizar la misa y posterior traslado del  cuerpo de Vale al panteón Jardines de Oriente ubicado en el municipio de Texcoco, Estado de México.

Más tarde Aylin Gutiérrez Ortiz otorgó a la prensa una conferencia la cual por solicitud y respeto se llevó a cabo frente a la funeraria.

Aylin nos hizo saber el dolor que encajado en el corazón tenía la familia completa; la exigencia y solicitud de …JUSTICIA.

La misa se llevó a cabo, las decenas de arreglos florales empezaron a desfilar trasladados a las camionetas que acompañarían el cortejo fúnebre al panteón; de pronto una marcha de vecinos nos sorprendió, medios de comunicación, familiares de Vale, un grupo de vecinos encabezados por niños vestidos de blanco se unieron al sufrimiento de esta familia, “Justicia para Valeria”, “No están solos” “A la bio a la bao, a la bim bom bam, Valeria, Valeria, rrarra”, fueron gritados por los pequeños y adultos que los  acompañaban; Azul una pequeña de aproximadamente 9 años le dio voz a una carta escrita el día de ayer por Monserrat Castillo aquí lo expresado.

¡¡EN MEMORIA DE UNA NIÑA QUE SU ÚNICO ERROR FUE SER MUJER… y usar el servicio público!!

“Ayer me mataron.

Me negué a que me tocaran, pero tan solo tenía 11 años, cómo defenderme de ellos, y me violaron, y después me mataron, horas más tarde me encontraron.

Pero peor que la muerte, fue la humillación que vino después.

Desde el momento que tuvieron mi cuerpo inerte nadie se preguntó dónde estaba el hijo de puta que acabó con mis sueños, mis esperanzas, mi vida.

No, más bien empezaron a hacerme preguntas inútiles. A mí, ¿Se imaginan? una muerta, que no puede hablar, que no puede defenderse.

 

¿Qué ropa tenías?

¿Por qué andabas sola?

Te metiste en un barrio peligroso, ¿Qué esperabas?

Cuestionaron a mis padres, por dejarme sola, quién se imaginaría, que me harían eso, solo me protegía de la lluvia…

Y solo muerta entendí que no, que para el mundo yo no soy igual a un hombre. Que morir fue mi culpa, que siempre va a ser. Mientras que si los muertos fueran dos hombres jóvenes viajeros la gente estaría comentando sus condolencias y con su falso e hipócrita discurso de doble moral pedirían pena mayor para los asesinos.

Pero al ser mujer, se minimiza. Se vuelve menos grave, porque claro, yo me lo busqué, si tan solo era una niña que tomó una combi, para trasladarme a mi hogar, Por eso y mucho más, me condenaron.

Y me apené, porque yo ya no estoy acá. Pero vos si estás. Y sos mujer. Y tenés que bancarte que te sigan restregando el mismo discurso de “hacerte respetar”, de que es tu culpa que te griten, que te quieran tocar/lamer/ chupar alguno de tus genitales en la calle por llevar un short con 40 grados de calor, de que vos si viajas sola sos una “loca” y muy seguramente si te pasó algo, si pisotearon tus derechos, vos te lo buscaste.

Te pido que por mí y por todas las mujeres y niñas a quienes nos callaron, nos silenciaron, nos cagaron la vida y los sueños, levantes la voz. Vamos a pelear, yo a tu lado, en espíritu, y te prometo que un día vamos a ser tantas, que no existirán la cantidad de bolsas suficientes para callarnos a todas.”

Hagamos viral esta noticia, que se haga justicia, no más niñas violadas y asesinadas, esto ocurrió en Nezahualcóyotl, pero pasa a diario, no importa la hora o el lugar, justicia para Valeria que tan solo tenía 11 años… Hagamos presión mediática, comparte esta publicación, hoy fue Valeria mañana podrías ser tú, tú hija, tú hermana, basta no más FEMINICIDIOS  

#JusticiaParaValeria

#NomasNiñasVioladas

El llanto de la familia se unía a la voz de la pequeña Azul. Justo a las 14:09 el cuerpo de Valeria salió trasladada en una camioneta blanca propiedad de la funeraria; autobuses, automóviles particulares, vehículos de prensa incluido el nuestro, seguimos el cortejo que llevaría el cuerpo de la pequeña de once años que sería Doctora, una niña brillante con altas calificaciones, que estaba terminando la primaria

El cortejo fue acompañado hasta la Av. Bordo de Xochiaca por elementos de Tránsito de la Policía Municipal, una camioneta de la Fiscalía de Atención a Víctimas de Violencia de Género; el cuestionamiento fue ¿Ya para qué?, si pudieron evitar esta tragedia cuando los padres acudieron a poner la denuncia y solicitud de Alerta Amber que les fueron negadas, hoy se aseguraron de que el cuerpo de la niña llegara al panteón; no se aseguraron de que cuando fue reportada desaparecida, fuera encontrada con vida.

Antes de salir de la funeraria los padres de Vale fueron muy claros con los medios de comunicación, “tienen las puertas de mi casa abiertas, puedo dar todas las entrevistas que gusten, pero por ahora no por favor, hagan las tomas que necesiten, pero en el panteón les pedimos discreción”, aclaró Jaquie madre de Vale. Así fue que llegamos al panteón, algunas tomas del cortejo que se dirigía al lugar donde sería sepultada la pequeña Vale, solo un momento después, entre cantos, ¡vivas!, llanto, reclamos, preguntas de ¿Por qué a Vale?, llenaron el cielo azul que raramente se ve en el Estado de México decenas de globos rosas y blancos que fueron liberados para que acompañaran el espíritu de la pequeña Valeria al cielo.

En ese momento nos retiramos del lugar, para dejar en su espacio tan privado a la familia, amigos, vecinos de Valeria.

Guardias de seguridad del panteón nos pidieron nos retiráramos.

Valeria Teresa Gutiérrez Ortiz, pudo ser salvada por las autoridades no lo hicieron al momento, Valeria no tenía que sufrir la vejación, el sufrimiento que nos imaginamos padeció, Vale debió ser rescatada a tiempo, no fue culpa de sus padres. Vale no estaba viajando sola, atrás iba su papá, quien su única pretensión fue protegerla de la lluvia para llegar a casa, sí, hay un responsable ya detenido, pero como en muchos casos las autoridades pudieron evitar tan deleznable crimen.

Al redactarle estas líneas, nuevamente la cabeza, el corazón se me llenan de interminables dudas; ¿por qué si pueden evitarlo, no lo hacen?

Madrugada del 12 de junio de 2017.