Primera Línea | María de los ÁNGELES NIVÓN

Menudo problemón en el que metieron al Gobierno de Oaxaca con la elaboración de un Plan Estatal de Desarrollo (PED) con base en una Ley desfasada que viola flagrantemente la soberanía de la LXIII Legislatura del Estado y que de entrada no será aprobado así como lo presentaron.

Resulta que el PED, por cierto elaborado desde el escritorio por personajes de la política defeña que no conocen Oaxaca, fue basado en una Ley de Planeación que data del 2004, cuando el Poder Ejecutivo era quien aprobaba el Plan Estatal de Desarrollo y el Congreso del Estado solamente hacía observaciones.

Se pasaron por alto o de plano no se dieron por enterados, no revisaron los ordenamientos legales que en 2010 se hicieron reformas al Artículo 59 Fracción 65 constitucional, por ejemplo, donde se faculta al Congreso del Estado o Poder Legislativo para aprobar el Plan Estatal de Desarrollo y cuyo Reglamento Interno faculta a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública para tal fin.

Estas reformas fueron aprobadas antes de que iniciara su mandato el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo mediante un decreto legislativo y es precisamente la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública la responsable de elaborar los dictámenes que pasan al pleno legislativo para su aprobación, para luego enviarlo al Poder Ejecutivo para su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

Esta gravísima torpeza o ignorancia por parte del titular de la Coordinación de Planeación para el Desarrollo del Estado (Coplade), Ángel Meixueiro, ha originado una crisis constitucional porque invadieron facultades que corresponden única y exclusivamente a la soberanía de la LXIII Legislatura del Estado.

Ello, porque sin consultar los ordenamientos legales, se atrevieron a publicar las bases del Plan Estatal de Desarrollo pero con la anterior Ley de Planeación, que ya quedó desfasada, por lo tanto no tiene validez.

Pero lo más aberrante es que al darse cuenta del grave error cometido, intentaron enmendarlo quitando algunos párrafos del PED y por supuesto por estas razones, dicho documento, eje rector del Gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, está atorado en el Congreso del Estado, puesto que el PRD y Morena han dicho que no lo aprobarán en esas condiciones, porque invadieron facultades soberanas del Poder Legislativo.

¡Qué tal!

Así o más ignorante Meixueiro.

En contexto podemos decir, que la Constitución de Oaxaca establece un diseño de colaboración que fue pionero en su tiempo y que posteriormente fue extendido al ámbito federal.

La Constitución de la entidad establece desde 2010, en su artículo 59 como facultad del Congreso:

LXV.- AUTORIZAR EL PLAN ESTATAL DE DESARROLLO

Como se señaló, la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos establece desde el 2014, en su artículo 74, la facultad exclusiva de la Cámara de Diputados para:

VII.- APROBAR EL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO, en el plazo que disponga la Ley. En caso de que la Cámara de Diputados no se pronuncie en dicho plazo, el Plan será aprobado.

El cambio fundamental es pasar de un esquema de aprobación por vía administrativa, a un esquema de autorización mediante decreto legislativo.

En el ámbito estatal, la forma anterior de trabajo se concretaba en que el Congreso local  le formulara observaciones al Ejecutivo. Ahora, el mandato constitucional establece la autorización legislativa, de lo que se deriva un proceso de interacción en dos etapas, de acuerdo a la división de Poderes:

1.-Al Poder Ejecutivo le corresponde la formulación de las bases del PED, el proceso de consulta social, la formulación del proyecto y su remisión al Congreso.

2.- Al Congreso le corresponde la autorización del Plan Estatal de Desarrollo y al Ejecutivo la publicación del decreto correspondiente, salvo que tenga observaciones.

Por tanto, los lineamientos del Ejecutivo, conocidos como Bases para la Elaboración del Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022, deben adecuarse urgentemente al marco constitucional del Estado de Oaxaca.

Puesto que no puede pretenderse que el Congreso local renuncie a su facultad de autorizar ni regresar a la época en que el Ejecutivo tenía la facultad de “aprobar”.

Si esa intención se concreta, se llegaría a un enfrentamiento político, se exhibiría el ánimo de regresión en la entidad y las fracciones parlamentarias pueden interponer recursos jurídicos ante una flagrante violación constitucional.

De verdad, Oaxaca no merece una confrontación por un acto anticonstitucional y por la ignorancia de quienes elaboraron el PED.

Ángel Meixueiro debería ser destituido del cargo como titular de Coplade, así como los demás servidores públicos que apoyaron en su elaboración, puesto que jamás consultaron la Ley. Como dice el argot popular: “se hicieron fuera de la bacinica”.

No es posible que a ocho meses de la administración de Alejandro Murat Hinojosa no haya sido aprobado el Plan Estatal de Desarrollo, insisto, su propio equipo de colaboradores no ayuda al Mandatario oaxaqueño, por el contrario, lo exhiben, qué necesidad, caray.

Habría que agregar también que la falta de actualización de la Ley secundaria, en este caso, la Ley de Planeación del Estado, (la cual no se ha actualizado desde el 2004), respecto del mandato de la Constitución del Estado no es razón válida para que el Poder Ejecutivo invada facultades del Poder Legislativo.

Y por supuesto remarcar que el PED efectivamente fue elaborado atrás de un escritorio, sin contenido, fuera de la realidad de Oaxaca, carece de indicadores para las mediciones, puesto que en un Plan se mide, por tanto, es deficiente el documento.

Aquí les dejamos los dos documentos, la publicación de la convocatoria del PED publicada en febrero de 2017, con las primeras bases de la Ley desfasada y el documento corregido cuando se dieron cuenta en Coplade del gravísimo error.

Download (PDF, 2.33MB)

Download (PDF, 12.04MB)

Y si no subsanan los errores, el PED seguirá atorado en el Congreso del Estado porque no tiene un tiempo perentorio, puede ser aprobado en cualquier momento.

¡Qué horror!

¿DÓNDE ANDA JUAN MENDOZA?, HA ESTADO AUSENTE EN LAS SESIONES

Luego de la vacilada en que se convirtió el Partido Acción Nacional en Oaxaca, con el tema de la rotación de la dirigencia estatal, un rato para Natividad Díaz Jiménez y otro ratito para Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, en el Congreso del Estado la fracción parlamentaria del albiazul también está en crisis.

Ahorita está Juan Mendoza Reyes liderando la fracción parlamentaria, solo que el diputado panista se ha ausentado de las sesiones ordinarias los miércoles, ha solicitado permisos y por lo que se ve seguirá faltando, fallando gravemente en sus responsabilidades legislativas, sobre todo ahora que hay temas torales de discusión en la Cámara de Diputados, como el PED, por ejemplo y la eliminación del fuero.

¿O será que lo hace a propósito ahora que ya hay dictamen para la eliminación del fuero a funcionarios y Gobernador?

Resulta que la Comisión Permanente de Estudios Constitucionales aprobó por unanimidad el dictamen que incluye reformas a la Constitución local para la eliminación del fuero.

Dicho dictamen prevé la derogación de los artículos 118 y 119 constitucionales, eliminando la declaración de procedencia y, por consiguiente, desaparecer el fuero del que gozan:

El Gobernador, los diputados locales, el Auditor Superior del Estado y los Sub Auditores, también los secretarios de Estado, el Fiscal General, los integrantes del IEEPCO, así como los magistrados del Tribunal Estatal Electoral y del Tribunal de lo Contencioso Administrativo y de Cuentas, incluyendo también a los consejeros de la Judicatura y a los titulares de los Órganos Constitucionales Autónomos.

Ahora el dictamen será llevado ante el Pleno Legislativo para su posible aprobación.

CORREO: [email protected]

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX