Foto enviada a través de Mónica Alarcón.

Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, Oax., (#pagina3.mx).- Despacio y quedito, así habla el padre Rodrigo Carrasco. Sin pensarlo, toma la llamada después de tres timbrazos, responde con un ¿bueno? y al preguntarle ¿Cómo están los del Bajo Mixe, allá en San Juan Maninaltepec “La Ermita” y en  de Santa María Huitepec?

…“Estamos incomunicados, con deslaves, las casas se hundieron, la gente lo perdió todo, la lluvia de tres días previo al fuerte sismo complicaron todo, la gente necesita ayuda, mucha ayuda”.

Además de esas dos comunidades, también San Jacinto Yaveloxi está dañada; sin embargo, la más afectada es San Juan Maninaltepec, La Ermita, donde las 200 personas lo perdieron todo, sus casas se cayeron y prácticamente se ha convertido en un pueblo fantasma, no hay camino vía terrestre.

Son aproximadamente 11 horas desde la capital oaxaqueña para llegar a esta comunidad que pertenece al distrito de Santiago Choapam, colindante con el municipio de San Juan Bautista Tuxtepec.

“El pueblo desapareció, hay muchos daños, deslaves y una gran cantidad de lodo cubrió la carretera y los hogares, una persona falleció, no sabemos si es un menor de edad o un adulto, aún no llegan los apoyos de este lado”.

“Eso nos ha dicho el párroco de San Juan del Río, Iván Juárez Rivera, nos ha dicho que la gente se quedó sin nada, por eso hemos colectado ayuda”, expresó el cura.

Para salir de esa comunidad tuvieron que formar equipos, unos apoyaban a los enfermos y otros los cargaban, al igual que a las mujeres embarazadas, realmente ha sido una odisea lo que han vivido, señala el sacerdote.

En Santa Margarita Huitepec, agrega, no hay luz y sus caminos están afectados, por lo que las familias tuvieron que dirigirse a la parte alta del cerro y de ahí lo miran todo, se sienten solos, no tienen nada.

Para ayudar a esta comunidad, el padre Rodrigo Carrasco junto con amigos y conocidos realizaron una colecta de víveres y medicamentos debido a que la ayuda gubernamental no ha llegado, y se espera que para este martes se entreguen en la cabecera distrital de Choapam.

El sacerdote que pertenece a la Diócesis Mixe de María Auxiliadora explicó que la mayoría de las y los afectados son en su mayoría campesinos y amas de casa, por lo que a través de la Iglesia, como institución de fuerza y libertad, han logrado apoyos que se entregarán a toda la comunidad.

“Esta comunidad se maneja por usos y costumbres, por eso la Iglesia puede entrar con la confianza y libertad, nosotros lo que deseamos es que las familias tengan de comer y vestir, porque lo perdieron todo, ha sido triste mirarlos y ver que no reciben apoyo de autoridades”, recalcó.

Esos caminos afectados por las lluvias complican la circulación a otras comunidades del Bajo Mixe como San Juan Lalana y San Juan Cotzocón, donde sus poblaciones también claman la ayuda gubernamental.