Integrantes del Frente Único de Comunidades Oaxaqueñas (FUCO).

Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, Oax., (#pagina3.mx).- Ex concejales municipales del Ayuntamiento de Xadani acusaron al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, y también a las autoridades federales de actuar con revanchismo político al ordenar al Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO) invalidar la elección extraordinaria municipal que se celebró el 4 de junio.

En conferencia de prensa, las y los ex concejales y la autoridad municipal que encabeza Hermenegildo Santiago Guerra, acompañados de Emilio Montero Pérez, vocero del Frente Único de Comunidades Oaxaqueñas (FUCO) expresaron que la invalidación de la elección se trató de una decisión autoritaria.

Aseveraron que esa decisión no obedece a un cumplimiento legal, sino a motivos políticos avalados -por el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio, y la titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga-, debido a que el cabildo exigió el padrón de personas damnificadas.

Emilio Montero Pérez insistió que la anulación del TEEO fue un acto ilegal que significa un sometimiento y control político que ejercen los gobiernos federal, estatal y el PRI tiene sobre este órgano.

Detalló que después del terremoto del 7 de septiembre y para dar atención a la ciudadanía afectada, el presidente y su cabildo solicitaron que se diera a conocer el padrón de personas damnificadas señalando la opacidad en el manejo de los apoyos, lo que molestó a los gobiernos estatal y federal.

El vocero del FUCO dijo que “no es sometiendo a nuestra comunidad como se resolverán los graves problemas, pues Santa María Xadani está entre las zonas más afectadas por los sismos, en un momento de tragedia como el que estamos atravesando, es inaceptable que el gobierno estatal y federal y el PRI se concentren más en llevar a cabo acciones dolosas de operación política, que en atender a todos los afectados sin distinción”.

Aclaró que no se aceptará las imposiciones y tampoco a un administrador o la instalación de un consejo municipal para favorecer los intereses políticos del gobernador Alejandro Murat y su partido político que es el PRI.

Por último, Montero Pérez señaló que uno de los magistrados del TEEO, Raymundo Wilfrido, votó en contra de la nulidad de la elección. En la una de las causales de nulidad se argumenta la violencia en el proceso y la jornada.

“El día de la jornada electoral  en Xadani el proceso fue muy vigilado por la policía y se desarrolló sin violencia, no entendemos por qué ahora dicen que todo fue al revés, por eso decimos que se trató de un proceso político y no legal la nulidad de la elección”, expresó.