Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, Oax., (#pagina3.mx).- Integrantes de la Asamblea de Pueblos de San Dionisio del Mar (APSDM) denunciaron que personal de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Sedatu y también la autoridad municipal condicionan la entrega de folios y apoyos como empleo temporal y hornos para mujeres en esta comunidad ikotjs (huave).

En conferencia de prensa realizada en la Casa Galería “El Ocote” en esta ciudad, representantes de esta agrupación social informaron que las viviendas de unas 50 personas están colapsadas y no recibieron folio de Sedatu.

Otras, agregaron, en la segunda visita que realizó personal de la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano (Sedatu) se les hizo una anotación diferente donde se le manifestaba  que serían demolidas.

Isaúl Celaya, vocero de la APSDM, expresó que según Carlos Trejo -quien trabaja para la Sedatu- en San Dionisio del Mar les informó que solo 953 folios de viviendas están contempladas para la comunidad, aún cuando en la comunidad existen viviendas que tienen número de folio en sus paredes de 1926, por lo que exigieron a la dependencia dar a conocer el padrón de personas afectadas de esta comunidad.

“Hemos ido a las oficinas de la CDI en la Ciudad de México para dar información de nuestra queja y exigir la lista oficial de los damnificados, no es posible que algunos no estén dentro de la relación porque coinciden con nosotros como asambleístas, no se vale que los apoyos se condiciones por partido político o por amigos o compadres, el terremoto vino a dañarnos a todos y a todos debemos atender en esta contingencia”, expresó.

Dijeron que pareciera que para dar apoyos existen arbitrariedades  y discriminación, porque a un mes del sismo no se saben los criterios que han utilizado para seleccionar o empadronar a las personas afectadas.

“Por ejemplo, al señor Aquilino no le demolieron su casa cuando fue catalogado como pérdida total, lo mismo pasó en Huamúchil, que es agencia municipal de San Dionisio, tenemos conocimiento que cinco personas no las consideraron como pérdida total, y así sucesivamente, el recuento es amplio y nunca terminaríamos”, expusieron.

En el caso de los apoyos de Empleo Temporal, entrega de hornos y apoyo de Sagarpa, las y los asambleístas expresaron que también se han condicionado conforme a los partidos políticos, el PRI, y que lamentablemente se le ha entregado en su mayoría a personas que no sufrieron afectaciones.

“El trato no fue parejo en San Dionisio del Mar, por ejemplo en el apoyo para hornos se lo dieron a una conocida empresaria llamada Luz Pérez, y no a las verdaderas mujeres que elaboran el totopo, el apoyo dicen que fue de 18 mil 500 pesos, es lamentable cómo se han asignado los apoyos, no han sido iguales para nada”.

Integrantes de esta Asamblea de Pueblos de San Dionisio del Mar señalaron que han hecho las denuncias ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) con el acompañamiento de la organización social Código DH, la cual les ha brindado el acompañamiento.

El pasado 22 de septiembre, damnificados del terremoto de 8.2 grados en la comunidad ikoots de San Dionisio del Mar quienes integran la Asamblea Comunitaria de San Dionisio del Mar (ACSDM) montaron con sus recursos propios y apoyo solidario de la sociedad civil la primera cocina comunitaria en el ex casino municipal donde brindan alimentos por la mañana y tarde.

En el comedor comunitario, además de personas adultas y de la tercera edad, también acuden menores de edad en donde hacen tres comidas al día.

La organización social CODIGO DH expuso que esta comunidad huave ha sostenido una lucha contra la instalación de proyectos eólicos en sus tierras comunales desde 2012 y que lamentablemente aún existe la división social de parte de las autoridades.

Desde ese año (2012) el palacio municipal se encuentra tomado por la Asamblea y actualmente sirve como refugio a familias que perdieron sus casas o se encuentran en mal estado y no es seguro quedarse en ellas.