Inundaciones en San Mateo del Mar.

Jaime GUERRERO
OAXACA, (#pagina3.mx).- Los sismos y las lluvias del pasado mes de septiembre, han dejado a Oaxaca como territorio de desastre. 495 de los 570 municipios, han sido declarados por la Secretaría de Gobernación (Segob) como zona de desastre.
Éste miércoles, el Gobierno del Estado a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCO), informó que la Secretaría de Gobernación (Segob) emitió la Declaratoria de Desastre Natural por movimientos de laderas -deslizamiento y derrumbes- para 25 municipios de la entidad.
Esta Declaratoria se emitió a consecuencia de los diversos fenómenos naturales hidro eteorológicos ocurridos en los días 2, 3 y 4 de octubre generados por la tormenta tropical “Ramón”.
Los municipios que podrán acceder a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) de acuerdo con lo dispuesto por la Ley General de Protección Civil y las Reglas Generales serán: Asunción Cacalotepec, Chiquihuitlán de Benito Juárez, Cuyamecalco Villa de Zaragoza, Huautepec, Ixtlán de Juárez, Loma Bonita, Mazatlán Villa de Flores, Mixistlán de La Reforma, San Andrés Teotilálpam, San Bartolomé Ayautla, San Juan Bautista Tlacoatzintepec y San Juan de los Cués.
Asimismo, San Lucas Zoquiapam, San Pedro Ocotepec, San Pedro Pochutla, San Pedro Teutila, San Pedro Yaneri, Santa Cruz Acatepec, Santa María Chilchotla, Santa María Tepantlali, Santa María Tlalixtac, Santiago Choápam, Santiago Comaltepec, Santiago Textitlán y Totontepec Villa de Morelos.
Hasta el momento, el saldo es de 105 muertos -82 por los sismos del pasado 7, 19 y 23 de septiembre y 23 por las lluvias, así como un millón de habitantes afectados, de los cuales 120 mil viven en las calles, albergues o donde Dios se apiade de ellos.
Por lo pronto, al Gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, la LXIII Legislatura, le aprobó contratar una deuda por 1 mil 200 millones de pesos para que el gobierno pueda acceder a más recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN) de la Secretaría de Gobernación (SEGOB).
Además de las labores de reconstrucción y ayuda humanitaria, el Gobierno Federal, del Estado, las Fuerzas Armadas, particularmente, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), entregan apoyos por la cantidad de 120 mil pesos a damnificados de 41 municipios en la región del Istmo de Tehuantepec.
En medio de la tragedia, presuntamente se entregan apoyos para actores políticos y sus familiares que no han sido afectados.
El titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), Heliodoro Díaz Escárraga, reportó que los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre con más de 7 mil 438 réplicas y las tormentas tropicales, así como lluvias atípicas que han impactado entre 450 y 470 municipios de Oaxaca, es mas del 85 por ciento.
Por el terremoto de 8.2 grados del 7 de septiembre, la Segob declaró a 290 municipios como zona de desastres, principalmente de la región del Istmo donde se afectaron mas de 67 mil casas.
Luego vino el del 19 de septiembre que pego a la región mixteca y ahí fueron declarados otros 74 municipios donde se afectaron unas cinco mil viviendas.
Según datos oficiales, a la fecha se verifican los daños que presentan 70 mil 477 viviendas; 35 mil 84 de las cuales presentan daño parcial habitable; 21 mil 41con daño parcial no habitable y 14 mil 352 tienen pérdida total.
Asimismo, se vio afectada la infraestructura urbana 13 edificios públicos; 10 culturales; 282 religiosos, 43 hoteles, 15 edificios de seguridad: 13 penales, el C2 y el Cuartel de Policía de El Espinal, lo que hace un total de 337 espacios que tendrán que ser atendidos.
Aunado a ello, han habido otras declaratorias de emergencias y de desastres por efectos meteorológicos como las lluvias que “golpearon muy feo” del 30 de septiembre al 1 de octubre y pegó en la Cuenca del Papaloapan, la región Mazateca-Cuicateca, Sierra Juárez y los Mixes, donde se presentaron lluvias atípicas cuyos niveles de precipitación no se habían registrado; luego vino la tormenta tropical “Ramón” y todo se complicó.
Las lluvias provocaron deslaves, sepultaron viviendas, desbordaron ríos e inundaron tierras de cultivo en al menos 80 municipios.
Posteriormente, ea Secretaría de Gobernación (Segob) emitió Declaratoria de Emergencia para 19 municipios de Oaxaca por lluvia severa e inundación fluvial, fenómenos ocurridos del 3 al 4 de octubre de 2017.
Y todavía por las últimas lluvias se hizo solicitud por 205 municipios y están en proceso de que los aprueben.
La reconstrucción
Por lo pronto, el Gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, firmó que el Gobierno del Estado, transparentará cada peso que sea de recurso público. En la parte de la sociedad civil, el Gobierno Estatal y Federal, aseguró que no han recibido ni van a recibir un solo peso.
Reiteró que existen recursos del crédito autorizado por el Congreso del Estado, por 1 mil 200 millones, un seguro de 1 mil 300 millones, además del Fonden, se operara peso a peso, es decir por cada peso que ponga el Gobierno del estado, el Gobierno Federal, pondrá otro más.
Para ello, se instalará un comité que evaluará la autorización de los recursos que podrían llegar a más de 2 mil 500 millones de pesos, a través de otros Fondos del Banco Mundial, se obtendrían hasta más de 6 mil millones de pesos.
Por lo pronto, refirió que se continúa en la etapa humanitaria, con la entrega de alimentos y servicios básicos. A la fecha, se han entregado tarjetas en 20 municipios. Se sigue el proceso de demolición y recolección de escombros y en algunos municipios se inicio con la reconstrucción de casas.
Esta semana se entrega el primer mercado de Matías Romero y de manera paralela éste martes se arranca la entrega de apoyos a empresas a cocinerías tradicionales.
El Ejecutivo Estatal indicó que de acuerdo con el censo de viviendas efectuado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), se contempla el retiro de poco más de 1 millón 900 mil toneladas de escombros, a fin de iniciar con la edificación de viviendas, la cual estará acompañada con la reactivación económica de la región.
Murat Hinojosa sostuvo que Oaxaca avanza en la ruta de la reconstrucción del Istmo y que luego de llevarse a cabo el levantamiento del censo de viviendas dañadas a cargo de la Sedatu, ya se inició la entrega de tarjetas electrónicas Bansefi que permitirá a las familias istmeñas reconstruir sus hogares y volver a contar con una vivienda digna.