Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, Oax.- Decenas de personas usuarios del sistema potable de Juchitán padecen de agua potable desde hace tres días debido a la ruptura de una tubería de asbesto del pozo número 3, lo cual ha causado una molestia generalizada entre la ciudadanía.

No hay agua potable en más de la mitad de la ciudad de Juchitán que abarca las secciones: séptima, quinta, tercera, cuarta, sexta y octava.

El administrador del Sistema de Agua Potable de Juchitán, Omar Salinas, informó que la causa fue un desgaste de la tubería por el constante tránsito de camiones pesados como volteos que realizan el levantamiento de escombros de las viviendas demolidas.

Explicó que se trata de un fuga en la tubería de asbesto de 10 pulgadas y no existe un “repuesto” que pueda ser adquirido con los proveedores de la zona, sino será en la capital oaxaqueña o en el estado de Veracruz donde tenga que adquirirse.

“Nos da mucha pena lo que está pasando, pero no está en nuestras manos, nuestros técnicos ya checaron la fuga y ya solicitamos la pieza que se cambiará, el problema es que no lo hay cerca, tendrá que comprarse fuera del Istmo y eso tardará, lo que hemos pensado es conseguir una pieza hechiza para solucionar el problema”.

El administrador señaló que a pesar de que este organismo es descentralizado de la autoridad municipal, ha buscado la ayuda de la alcaldesa Gloria Sánchez López para encontrar una alternativa y poder llevar agua a través de pipas a las y los usuarios, pero lamentó que la alcaldesa “no le reciba la llamada”.

Personas usuarias denunciaron a través de las redes sociales la situación que vive Juchitán y explicaron que es urgente la intervención de las autoridades municipales con la ayuda de pipas de agua.

“La falta de agua ocasiona una situación antihigiénica, tenemos los trastos amontonados, la ropa también, lo poco que conseguimos es para bañarnos y el sanitario, no es posible que la autoridad municipal no ayude a solucionar el tema”, expresaron.

Gregorio Martínez, habitante de la quinta sección, dijo que no es posible que un municipio como Juchitán no pueda solucionar el tema de una fuga y conseguir el repuesto de la tubería, porque eso ha causado muchas afectaciones.

“No tenemos casa, vivimos debajo de lonas y ahora sin agua potable, es el colmo, además tenemos vacacionistas, es una pena lo que está pasando en Juchitán”, puntualizó.