Eduardo CONTRERAS / Corresponsal

TUXTEPEC, Oax.,x (#pagina3.mx).- En un acuerdo nacional, los Partidos del Trabajo (PT), Encuentro Social (PES) y Movimiento de Regeneración Nacional (PES) se repartieron las candidaturas para las Diputaciones Locales en el estado de Oaxaca.

Para el PT que por muchos años ha sido aliado del PRI y en otros tantos del montón de los partidos de izquierda, le corresponde poner al candidato en el distrito 02 de San Juan Bautista Tuxtepec, y otros cinco distritos más.

Al PES le corresponden 6 distritos entre ellos Oaxaca Norte, Juchitán de Zaragoza, Salina Cruz entre otros. En tanto al partido de AMLO le tocan 12 distritos entre los que destacan Loma Bonita, Xoxocotlán, Tehuantepec, Oaxaca zona Sur, Tlacolula entre otros.

Esto deja en claro muchas cosas, por lo pronto, lo inmediato y evidente es que a Morena no le dejaron ni una rebanada del pastel en Tuxtepec, se lo arrebataron, ni en la local porque es para el PT ni la federal porque es para el PES.

En esta última cabe señalar que se ha notado controversia porque el PES se aferra a poner a una persona anta de partido, sin dejar que algún de los otros dos le imponga a la persona, mientras algunos morenistas dicen tener el derecho para poder hacer propuestas.

Mientras que para la municipal es casi un hecho que le toca al PT poner al candidato a la presidencia, quizá a los morenistas, de pura consolación, porque eso será, consolación, el para que estés quieto, el chicle de bolita  pues; les den algunas posiciones y si no se ponen abusados hasta las primeras les pueden quitar.

¿Con esta decisión que pasará? ¿Será acaso la falta de respeto hacia la militancia, hacías las cabezas que han venido trabajando día a día y de sol a sol para divulgar el mensaje de la esperanza?

O quizá los morenistas están pagando demasiado caro alguna falta de organización, y que decir de los celos que en un momento sintieron y expresaron, cuando se enteraron que el PT iría coaligado con ellos.

O simplemente quienes se apuntaron y quisieron en su momento encabezar alguna de las candidaturas, nada más no da el ancho, no representaron el triunfo ni intereses para la coalición, es decir, no “les sirven a Andrés Manuel y su proyecto”.

¿Qué harán estos despreciados? por lo tanto hay dos cosas; o se alinean y continúan haciendo la chamba para el más chingon, o le pagan con la misma moneda al partido; así como Morena les dijo adiós a la hora de entregar las candidaturas, ellos le dicen adiós al “partido de la de la esperanza”.