Oaxaca | pagina3.mx |  Horacio Corro Espinosa

No se trata de Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, presidente municipal de la ciudad de Huajuapan de León, Oaxaca. Se trata de alguien que representa a los huajuapeños en ese municipio y en cualquier otra parte del mundo.

Hace días, este Presidente visitó la ciudad de Nueva York, para participar en el desfile Hispano de Queens, donde posteriormente se le otorgó un reconocimiento. Lo denigrante del asunto es que se lo entregaron en una cantina o algo parecido, así lo dicen las fotografías. Eso se me hace una ofensa, una agresión a su persona y, por equivalencia, al pueblo de Huajuapan. El recibir ese reconocimiento en ese lugar, la dignidad de los huajuapeños, fue pisoteada por no ser un lugar digno.

El viernes de la semana pasada, Luis de Guadalupe, envió un comunicado a los medios de comunicación, donde responsabiliza a una estación de radio en esa ciudad, por cualquier daño que pueda sufrir el presidente o cualquier funcionario del ayuntamiento, ya que ésta, dice, se presta a que la ciudadanía haga comentarios anónimos por Internet en su misma página.

Y sigue el comunicado: La amenaza de muerte contra el presidente, con fecha 9 de octubre, aparece bajo el pseudónimo “fack you”. Y se pregunta el munícipe: ¿y quién es este personaje para fincarle una responsabilidad? Sin duda, la única responsabilidad en este caso, asegura, es la de un medio que ha permitido una práctica incendiaria.

Parece que Luis de Guadalupe, no ha madurado. Sigue siendo el mismo chamaco caprichudo y berrinchudo de siempre. Sólo porque es abogado, a todo mundo amenaza con demandarlo. Como sus fuerzas no le dan para desenmascarar a los troles que circulan por las redes sociales, Martínez Ramírez, buscan quien se la pague, y en este caso, puso su ojo sobre los periodistas de esa radio.

Luis de Guadalupe, se las da de conocedor de los medios de comunicación, pues se da la licencia de sermonear a esa estación de radio por su programación. La verdad, su soberbia no tiene límites, cree saberlo todo, pero cuando se le ha confrontado sobre diversos temas en el mismo cabildo, responde no saber nada al respecto. Su actuar es en forma reptílica. Es la característica del político de bajo perfil. El reptílico, siempre habla en plural porque esconde la mano.

Su dolor, su incomodidad, tal vez se deba a cientos de opiniones publicadas en las redes sociales en su contra y de la mayoría de sus regidores de palo y bien domesticados concejales.

Hace días, le reclamó a la reportera Denise Luengas, el que su nota periodística la haya enfocado en las personas que llevaban sus pancartas en apoyo al presidente, y no supieran a lo que iban. El Presidente le dijo al aire, que por qué no había mencionado el contenido de las cartulinas, que supongo, eran miel a los oídos del edil.

La verdad, la actitud del presidente municipal, me apena mucho. Lo que le hagan a él se lo hacen al pueblo de Huajuapan. Sin embargo él ha lastimado muchas veces al municipio. Y eso duele en la cabeza como un calcetín lleno de canicas.

En serio se los digo. ¡Qué vergüenza! Se ve que el Presidente Municipal, está acostumbrado a tratar las cosas sólo en lo oscurito, sin que el pueblo se entere de nada. Y eso, lo han declarado los mismos regidores al decir que en cabildo no opinan nada porque ya fue tratado en el precabildo. A eso se le llama marranadas.

A qué no sabe una cosa señor presidente. Eso le duele al pueblo, por eso utiliza y seguirá utilizando las redes sociales, y todos aquellos espacios donde se le dé oportunidad.

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx

Editor en jefe de Viral Noticias