brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
México y Guerrero, estados que arden; Michoacán no mejora
Por Everardo R. Bohórquez y Cuevas
15 de octubre, 2014
Comparte

Everardo R. Bohórquez y Cuevas, corresponsal

MÉXICO, DF. (pagina3.mx).- Afirmó el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, en conferencia de prensa, que los 28 cuerpos encontrados en fosas en las primeras fosas clandestinas localizadas en Iguala, no pertenecen a restos de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre.

Como no se ha sabido hasta el momento el paradero de los muchachos, sus compañeros normalistas de Ayotzinapa, junto con integrantes de la sección estatal dela CNTE, en la entidad, marcharon primero por las calles de Chilpancingo ayer lunes, luego atacaron con piedras y adoquines arrancados del pavimento y otros objetos, el Palacio de Gobierno, secuestraron momentáneamente a quienes se encontraban dentro—afortunadamente pudieron escapar—y luego prendieron fuego al edificio, ocasionando su destrucción.

Murillo afirmó que en los restos encontrados calcinados en los límites delos municipios guerrerenses de Iguala y Cocula, luego de los estudios forense efectuados, no corresponden en el ADN, al de los familiares de los 43 estudiantes normalistas “secuestrados” entre la noche del viernes 26 y la madrugada del sábado 27 del mes pasado, luego de que policías municipales y sicarios de la delincuencia organizada atacaron a tres autobuses retenidos por estudiantes de Ayotzinapa, cuando éstos últimos se disponían a “botear”.

Ese “secuestro” como lo llama el titular de la PGR, se produjo la noche del último viernes septembrino, cuando los estudiantes habían tomado d camiones de la central, para comenzar a pedir cooperación económica para comprar útiles y otros insumos, ya que carecen de ellos para continuar sus estudios, según han manifestado los propios educandos.

Pero aquella noche y la madrugada del día siguiente policías municipales que no sólo eran de Iguala sino también de Cocula se sabría después, así como sicarios pertenecientes al grupo criminal Guerreros Unidos, persiguieron a los autobuses secuestrados y luego de alcanzarlos comenzaron a dispararles, los camiones fueron detenidos y los estudiantes llevados a instalaciones policiales municipales igualtecos, de donde más tarde fueron sacados y conducidos a destinos desconocidos.

Detenidos hasta ahora hay 22 municipales de Iguala y en las últimas horas 14 policías municipales de Cocula, fueron también aprehendidos como presuntos copartícipes de los hechos de ese viernes negro, siendo llevados a la SEIDO, donde también se halla declarando hasta el momento el alcalde coculquense.

Ángel Eladio Aguirre Rivero, gobernador por segunda vez de Guerrero –suplió tres años a Rubén Figueroa Alcocer, luego de que éste fue destituido por la matanza de Aguas Blancas—pretendió minimizar los hechos, mientras el alcalde de Iguala pretendía hacer lo mismo, pero inmediatamente huyó luego de solicitar licencia del cargo y desde entonces es buscado por la policía, al igual que su esposa y el Director de Seguridad Pública municipal.

Hoy también los diputados federales panistas solicitaron que se destituya a Aguirre Rivero dela gubernatura y se le finquen responsabilidades.

Días después y ante la dimensión creciente dela desaparición delos 43 normalistas, el Presidente Enrique Peña Nieto se vió obligado a pronunciarse sobre el asunto, tras de lo cual la PGR atrajo el caso y la Policía Federal, con su reciente cuerpo creado de la Gendarmería, lo mismo que el Ejército y la Armada de México, acudieron en tropel.

La organización Human Rights Watch dijo que Peña Nieto reaccionó tarde y mal. Otras diferentes organismos internacionales como la ONU, la OEA y otros, han expresado criticas por lo sucedido, entre quienes destaca la oficina en México de la Comunidad Económica Europea, al tiempo que los embajadores procedentes de ese continente, se han pronunciado igualmente.

Mientras tanto autoridades estadounidenses piden a sus connacionales no viajar a México, a no ser que sea indispensable, además de que en días pasados el Secretario de Hacienda mexicano, Luis Videgaray había advertido que lo ocurrido podría afectar las inversiones extranjeras en nuestro país.

Hoy el propio EPN volvió a tocar el tema de los normalistas “secuestrados” durante la Asamblea General del Instituto Mexicano del Seguro Social y antes de abordar el tema de esa institución, el jefe del Ejecutivo afirmó que el caso de Iguala y de los estudiantes , será resuelto y que para ello el Gobierno Federal pone todo su empeño.

Por otra parte, 21 cadáveres fueron encontrados luego de dragar el Río de los Remedios, que va del Distrito Federal hacia el estado de México, según lo denunció el diputado mexiquense perredista Octavio Martínez Vargas, declaración que provocó que autoridades judiciales dela entidad se apresuraran a desmentir la especie, asegurando que sólo se trataba de un cadáver y que el resto de los mas de siete mil huesos encontrados pertenecían a animales.

Sin embargo, ya por la tarde de este martes, se confirmó que por lo menos restos humanos de 21 personas habían sido localizados en el río mencionado, aunque se espera que el gobernador Eruviel Ávila se pronuncie sobre el caso. En esta entidad aledaña al Distrito Federal aún sigue sin resolverse a satisfacción el caso de los 22 presuntos delincuentes muertos por soldados, cuando los ahora asesinados ya se habían rendido a la superioridad militar luego del enfrentamiento habido en Tlatlaya.

Apenas el domingo pasado familiares de cuatro soldados acusados del crimen de Tlatlaya, así como integrantes de organismos de derechos humanos y, presuntamente, elementos militares, participaron en una marcha de protesta porque entre los acusados, no se encuentra ningún oficial. También se supo que el general al mando de los mílites involucrados, fue destituido del cargo.

Igualmente, el pasado fin de semana nueve personas fueron asesinadas en el área del municipio más grande del país, el de Ecatepec, como consecuencia de actos criminales atribuidos, principalmente, al crimen organizado.

Asimismo, en Michoacán las cosas no han mejorado notablemente ya que siguen haciendo de las suyas los sicarios y capitostes de los Caballeros Templarios y de la Familia Michoacana, que antes habían formado parte del territorio de los Beltrán Leyva, que se sabe que controlaban también un territorio que comprende los estados de Morelos y Guerrero, desde Cuernavaca hasta la costa guerrerense y que controlaban el narcotráfico y los elementos del crímen organizado.

Por lo pronto se sabe que en un enfrentamiento realizado en horas pasadas y en el estado de Morelos, un dirigente de los Guerreros, Benjamín Mondragón, fue abatido por fuerzas de la Policía según la versión oficial, aunque también existe el rumor de que el delincuente al verse perdido se suicidó, lo que parece confirmarse al paso de las horas.

Aparte del desmembrado grupo criminal de los Beltrán Leyva que controlaban la zona Morelos-Guerrero, se habla de la detención de cuatro personas ligadas a esa organización criminal y que resultarían parientes cercanos de la ahora también prófuga esposa del presidente municipal igualteco.

Por último, entre los grupos delincuenciales que aún operan en Guerrero se encuentran las bandas de El Tigre, El Paisa, El Indio, el llamado Cartel de la Barbie, entre otros.

(eramboc18@gmail.com)

Comparte