Sale de Veracruz reportero de El Diario del Sur tras amenazas e intento de secuestro

El reportero de la fuente policíaca de El Diario del Sur de Acayucan, Rubén Darío Cruz Santos, ha salido del estado de Veracruz, luego de recibir amenazas contra su integridad física en días pasados, cuando personas desconocidas intentaron levantarlo a las afueras de su domicilio

Oaxaca | pagina3.mx |

El reportero de la fuente policíaca de El Diario del Sur de Acayucan, Rubén Darío Cruz Santos, ha salido del estado de Veracruz, luego de recibir amenazas contra su integridad física en días pasados, cuando personas desconocidas intentaron levantarlo a las afueras de su domicilio.

Hasta donde se sabe, Cruz Santos ha recibido refugio en una ciudad capitalina del país, gracias al apoyo del organismo de protección que le brindó la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP).

Este nuevo caso es la muestra más clara de que los comunicadores de todo el estado de Veracruz, continúan siendo víctimas de hostigamiento y amenazas, pese a que el Gobierno del Estado asegura que en la entidad se respira paz y tranquilidad.

La salida de Cruz Santos ocurrió hace unos días, pero hasta ahora ha trascendido. Hasta hace unos días había publicado sus notas policíacas en El Diario del Sur.

Cruz Santos había ingresado a El Diario del Sur apenas hace un año, después de fungir como segundo comandante en la Dirección Municipal de Seguridad Pública en el municipio de Sayula de Alemán, en la pasada administración.

Según fuentes confiables, la CEAPP habría realizado un estudio sobre las condiciones de seguridad del comunicador y ligado a su antiguo empleo, fue que tuvo que partir hacia otro estado y quizás fuera del país.

Se supo extraoficialmente que personas desconocidas habrían llamado a la redacción de El Diario del Sur para amenazar al comunicador, con que no volverían a fallar en su intento de “plagio” ocurrido el pasado 5 de octubre de este año.

Con este caso, se confirma una vez más que el estado de Veracruz es la entidad con más índice de violencia contra comunicadores.