Diana MANZO/CORRESPONSAL

JUCHITÁN, Oax., (pagina3.mx).- Integrantes de la sociedad civil y de la comunidad lésbico gay (muxes) en Juchitán, condenaron el discriminatorio acto de desprecio y falta de tolerancia política que sufrió Melisa I, Reyna de las Auténticas Intrépidas Buscadoras de peligro, el fin de semana.

Víctor Cata, historiador juchiteco, manifestó su indignación y llamó este hecho como una lapidación publica ocasionada por sus propios compañeros muxes hacia la Reyna Melisa I.

“No es posible que 39 años de las Intrépidas acaben en un acto de discriminación cuando debería ser una celebración de reconciliación social, de respeto y tolerancia hacia sus propios integrantes, es una tristeza que este grupo de muxes de Juchitán, que tanto ha luchado y ha sido ejemplo para el mundo entero ahora quede lastimado por intereses políticos, no puede ser que la política sea la causa”, expresó.

Al igual, la activista muxe Amaranta Gómez Regalado reprobó este acto discriminatorio y dijo que lamentablemente los que están a cargo de la sociedad de la Vela de las Intrépidas, Felina Santiago y Oscar Cazorla, practiquen actos y métodos muy “rancios” de la vieja guardia política.

“Si bien es cierto, las Auténticas Intrépidas Buscadoras del Peligro son un nombre, un grupo que pesa a nivel mundial por la fiesta de la diversidad sexual, no reúnen a toda la membresía muxe de Juchitán, en mi caso, es una indignación lo que ocurrió con Melissa I, no es posible que ahora ella pague los errores políticos de la mesa directiva, es condenable este hecho”, detalló.

Por último, Viniza Carrillo, activista y titular de la organización muxe Diversisex A.C. dijo que si la Vela de las intrépidas camina con un color partidista que es el PRI, entonces debe anunciarlo socialmente para que los ciudadanos sepan y elijan si quieren o no acudir a esta celebración en los próximos años.

[pull_quote_center]“Estos actos que ocurrieron el fin de semana, donde estuvimos a punto de ver golpes, no puede ocurrir en una vela de la diversidad sexual y lo peor, estar encabezados por muxes contra muxes, esto no puede ocurrir, es lamentable, para nosotros Melisa I es la Reyna de las intrépidas 2014”, puntualizó.[/pull_quote_center]

Las dos activistas y el historiador coincidieron en que es necesario que la sociedad civil reflexione, juzgue y sea el juez de esta situación, porque los actos discriminatorios no pueden seguir imperando después de una intensa lucha por erradicarla.