Diana MANZO/Corresponsal

JUCHITAN, Oax., (pagina3.mx).- A mediodía de este jueves, un grupo de comerciantes que expenden sus productos frente y en los alrededores de la terminal de autobuses de primera clase desalojó de forma pacífica a los manifestantes, quienes por cuarto día consecutivo mantenían bloqueada este sitio.

Los comerciantes al ver que el grupo de manifestantes había disminuido, les solicitaron abandonar el sitio, de lo contrario los amenazaron con  utilizar la fuerza pública, a lo que los manifestantes accedieron y se retiraron del lugar aunque molestos, con la amenaza de regresar por segunda vez.

Una de las comerciantes, de nombre Guadalupe Cruz, señaló que durante estos tres días la terminal de primera clase estuvo cerrada por lo que ellos tuvieron pérdidas económicas.

La inconforme dijo que su única fuente de ingresos es la venta de alimentos y que a la llegada de los manifestantes  todo el producto se descompuso, por lo que se organizaron para pedir el retiro inmediato de los integrantes del plantón.

“No podíamos esperar más días, con este jueves sumarían cuatro días de plantón de parte de estas personas, quienes exigen una indemnización por un accidente automovilístico ocurrido en el estado de Chiapas, además de que son originarios de la Ciudad de Tehuantepec”, dijo.

Una vez que los manifestantes se retiraron del lugar, los vendedores comenzaron con la limpieza de la terminal de autobuses, barriendo y lavando los pisos, los cuales estaban completamente sucios.

Asimismo, al interior de la terminal un autobús de primera clase sufrió daños en su interior, a lo que los comerciantes culparon a los manifestantes.

[pull_quote_center]“Hicieron su desmán dentro de algunas unidades, además sabemos que tienen retenidas unas nueve unidades, ellos exigen una indemnización y seguramente estén en lo justo, no lo sabemos, pero lo que nosotros queremos es que nos dejen trabajar, que no nos priven de nuestros ingresos económicos, que es lo único que tenemos para sobrevivir”.[/pull_quote_center]

Posterior al desalojo, al lugar llegaron  elementos de seguridad de la Policía Municipal de Juchitán y estatales, con la finalidad de verificar que no hubiera hechos violentos que lamentar.

Aproximadamente a la hora de ocurrir el desalojo pacífico, las actividades de rutas y corridas de viaje comenzaron  a reanudarse.

Este bloqueo de casi cuatro días ocasionó que pasajeros tuvieran que trasladarse a la terminal de autobuses de Tehuantepec en donde abordaron las unidades y viajar a sus destinos correspondientes.

La manifestación realizada en esta terminal, se debió a que Alfredo Leytón Antonio sufrió un  accidente automovilístico en donde estuvo involucrado un autobús de la línea Rápidos del Sur, al cual asegura que la empresa no se ha querido ser responsable de las afectaciones en su cuerpo y en su automóvil particular.