Pedro MATÍAS
OAXACA, (pagina3.mx).- La delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) suspendió las operaciones comerciales de la agencia funeraria Naser de Antequera S.A. de C.V., por incurrir en prácticas abusivas y lesivas que atentan contra los derechos de los consumidores, confirmó el delegado de la dependencia, Paulo Tapia Palacios.
Los sellos de suspensión fueron colocados desde el pasado jueves en la agencia funeraria, una en el acceso a las áreas administrativas y tres más en los recibidores, con lo que Naser de Antequera queda imposibilitada temporalmente para realizar operaciones comerciales con el público.
El delegado explicó que la agencia funeraria carece de Contrato de Adhesión al que está obligado ante la Procuraduría Federal del Consumidor, razón por la que le fueron suspendidas sus actividades comerciales como medida precautoria para evitar afectación a los consumidores.
Explicó que el Contrato de Adhesión brinda certeza jurídica entre el proveedor y el consumidor, entonces, funcionar sin ese requisito resulta violatorio a lo dispuesto por la NOM-036-SCFI-2007.
La Profeco, explicó, revisa que los modelos de contratos de adhesión que presentan los proveedores no contengan cláusulas abusivas o lesivas de los derechos de los consumidores como se ha denunciado en otras ocasiones.
Y en este caso de la agencia funeraria Naser de Antequera, ubicada en Héroes de Chapultepec Número 1125, en la colonia Reforma, es la cuarta agencia funeraria sujeta de suspensión de prácticas comerciales en lo que va del año, por carecer de Contrato de Adhesión ante la delegación de la Profeco.
El funcionario federal reforzó que en la revisión de expedientes de funerarias, la dependencia federal detectó que otras tres agencias funerarias están en las mismas condiciones y, por lo mismo, serían sujetas en breve de suspensión de prácticas comerciales.
Cabe resaltar que el Grupo Naser es un intermediario entre trabajadores del ISSSTE, funerarias y los consumidores. A la vez tiene relación con Naser de Antequera S.A. de C.V., para brindar servicios adicionales como embalsamamiento y otros.
En el Diario Noticias Voz e Imagen de Oaxaca se publicó un caso de presunto fraude de la misma agencia funeraria donde se le negaron todos los servicios a una maestra, pese haber cubierto los gastos.
María del Carmen Chagoya Díaz denunció en esa ocasión que “los dueños de esa empresa, denominada Grupo Naser, con ubicación actualmente en Calzada Héroes de Chapultepec, número 1125, en la colonia Reforma, de esta capital, son unos rateros, más bien unos buitres”.
La integrante de la Unión de Jubilados y Pensionados de la Sección XXII del SNTE recordó que con fecha primero de abril de 2003, celebró el contrato 15-04-04002-03, con Nacional de Servicios Funerarios a Futuro, S.A. de C.V., para ello su primer descuento mensual fue de 91 pesos y durante 10 años con siete meses, fue creciendo, de tal forma que terminó pagando 214 pesos mensuales.
Aunque el acuerdo del contrato consistía en el paquete de servicio funerario era el básico, e incluía, asesoría profesional, traslado local (área conurbada), capilla de velación o capilla domiciliaria (equipo de velación), ataúd metálico, cruz metálica, gestoría del funeral, arreglo estético del cuerpo, cafetería exclusiva en capilla de velación, carroza al cementerio y el registro del acta, sin embargo, nada se cumplió.
Al solicitar el servicio funerario le iban entregar un ataúd de latón y dañado, razón por la que tuvo que cambiarse al Velatorio Popular “Manuel Fernández Fiallo” para velar a su familiar donde le vendieron un ataúd de cedro con valor de nueve mil pesos, que incluía servicio de embalsamamiento del cadáver.
La educadora jubilada advirtió que esta misma suerte podrían correr miles de sus compañeros jubilados y trabajadores federados en activo, que están amortizando contratos de previsión funeraria, vía descuentos en nómina.
“Estamos ante fraudes evidentes del Grupo Naser, y debe imperar la cultura de la denuncia para desenmascarar a estos buitres”, puntualizó.