Pedro MATÍAS

OAXACA, (pagina3.mx).- La Agencia Estatal de investigaciones (AEI) capturó a los dos presuntos delincuentes que asesinaron a dos policías municipales de Santa María Teopoxco cuando pretendían asaltar la Tesorería Municipal, confirmó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Con la detención de Margarito González Carrera y Julián Carrera Robles quedó esclarecido el asesinato de los policías municipales de Santa María Teopoxco, Samuel Dorantes Martínez y Simón Osorio Rojas, cometido el pasado 22 de agosto durante un asalto a la Tesorería de esa comunidad de la región de la Cañada.

Precisó que la detención de Margarito González Carrera ocurrió este domingo alrededor de las 16:30 horas cuando  caminaba sobre la carretera federal en inmediaciones de la comunidad de Puerto la Soledad, Teotitlán.

Detalló que la detención fue en cumplimiento a la orden librada en el Expediente Penal número 52/2014 por el Juez Mixto de Primera Instancia de Huautla de Jiménez, como probable responsable del delito de homicidio calificado con las agravantes de premeditación, ventaja y alevosía, en agravio de Samuel Dorantes Martínez y Simón Osorio Rojas.

Antes, el primero de diciembre fue detenido Julián Carrera Robles en Huautla de Jiménez y puesto a disposición mediante oficio AEI/33/2014.

Y el pasado 4 de diciembre, alrededor de las 23:00 horas, se dio cumplimento a la orden de aprehensión librada dentro del mismo expediente penal 52/2014.

Recordaron que el pasado 22 de agosto, aproximadamente a la una de la mañana, Margarito González Carrera y Julián Carrera Robles ingresaron a la comandancia de la Policía Municipal de Santa María Teopoxco, donde se encontraban cinco uniformados, entre ellos Samuel Dorantes Martínez y Simón Osorio Rojas.

Margarito González Carrera amenazó con una pistola tipo revólver y les dijo que no hicieran nada o de lo contrario los mataría.

Luego ordenó a sus cómplices que tomaran los toletes que estaban colgados en la pared y que golpearan a los policías hasta matarlos, posteriormente el mismo Margarito ordenó que apuñalaran a los cinco elementos, sacaron entonces cuchillos y los atacaron.

Repentinamente Simón, una de las víctimas, identificó a Margarito, quien sacó su cuchillo y lo hirió en repetidas ocasiones en diferentes partes del cuerpo, hasta causarle la muerte.

Posteriormente Margarito le quitó la vida también a Samuel y dejó gravemente heridos y tirados en el piso a los tres uniformados restantes.

Posteriormente Margarito ordenó a uno de los uniformados que abriera la puerta que da a la parte alta del edificio y los maleantes subieron a las oficinas de la tesorería con un marro en la mano, mientras que uno más se quedó en la parte de abajo cuidando a los policías lesionados.

Minutos después bajaron los tres asaltantes y huyeron en una ambulancia con dirección a la carretera federal, posteriormente se internaron en una terracería que conduce hacia San Bernardino Teotitlán, lugar donde dejaron abandonada la ambulancia, tiraron los cuchillos y las llaves de la unidad de motor al barranco, entre la hierba.

En ese lugar, los asaltantes se quitaran la ropa y la quemaron, luego se fueron a sus respectivos domicilios ubicados en Teotitlán de Flores Magón.