(Proceso)

MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano, informó que tienen identificado a un grupo de 80 personas que participó activamente en los disturbios de ayer tras la manifestación encabezada por familiares de los normalistas de Ayotzinapa.

En diversas entrevistas con medios de comunicación electrónicos, el funcionario capitalino dijo también que los tres detenidos “están plenamente identificados y grabados en actitud violenta y causando destrozos en comercios”. Agregó que se tienen fotografías y videos de los hechos y que les aseguraron 14 cohetones, dos bombas molotov y dos tubos.

Serrano Cortés dijo a Milenio Televisión que los detenidos continúan declarando ante el Ministerio Público y que en el curso del día serían consignados.

Los violentos, agregó, “son los autonombrados anarquistas. Participan en estas manifestaciones un promedio de 80 sujetos con el rostro cubierto, se colocan máscaras de Anonymous, pasamontañas, paliacates”.

“Es evidente que cuando se presentan estos grupos con el rostro cubierto, obviamente van con una intención de delinquir”, subrayó.

Añadió que los encapuchados están “adiestrados” y saben qué decir cuando son detenidos para tratar de aparentar que fueron aprehendidos de forma arbitraria.

En Grupo Fórmula, el secretario de Gobierno explicó que un grupo de 80 encapuchados avanzó por la calle de Florencia y atacó diversos establecimientos comerciales. El GDF informó en un comunicado que fueron siete bancos y cuatro tiendas de conveniencia.

Las autoridades del GDF, continuó, acordaron con integrantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) revisar a unos 200 manifestantes para que ingresaran a la estación del Metro Hidalgo.

Ya adentro, siguió, “personal del sistema de transporte los revisa y se encontró una cantidad importante de explosivos, petardos y bombas molotov”.

A Grupo Imagen, el funcionario local comentó que el GDF no tiene ninguna denuncia presentada por ciudadanos y que los cuerpos de atención médica no les reportaron lesionados.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, destacó que la manifestación de ayer por la tarde-noche había “entre 7 mil y 7 mil 500 personas y todos iban en paz”.

Desgraciadamente, agregó, “un grupo –de 50 ó 60 personas– que no tiene que ver con la manifestación, da muestra otra vez de que se requiere utilizar las instituciones en su última expresión. Lo que menos queremos es utilizar la fuerza, pero bueno, cuando hay que proteger, como hubo que proteger y además todos los demás establecimientos y las personas, hay que hacerlo”.

Sobre los detenidos, comentó que la Procuraduría General de Justicia del DF se encontraba tomando las declaraciones preparatorias de los jóvenes.

Los detenidos

Según la página web “Viento de Libertad”, el Comité Cerezo identificó a los tres detenidos: Damián Reyes Lara, de 21 años, estudiante de Historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Fue golpeado.

Óscar Espinoza Trigueros, de 18 años, estudiante de quinto semestre en el CCH Oriente de la UNAM. “Antes de la detención fue golpeado en el rostro por un granadero, el golpe fue propinado con el escudo”, según el Comité Cerezo. Su aprehensión fue en el Ángel de la Independencia.

Debido a las heridas que tenía fue llevado al Hospital General La Villa y regresado al MP. Su padre denunció que “no le dieron ningún documento médico sobre la situación de su hijo en el hospital y tampoco en el MP pudo ver ya a su hijo y refiere que está golpeado”.

Ariel Flores López, de 18 años, estudiante de la Vocacional 9 del IPN. El Comité difundió un video en el que, en el minuto 1:27 –según la indicación– “se puede ver su detención, cabe resaltar que no estaba atacando a nadie, ni ultrajando a granadero alguno y mucho menos portando objeto alguno apto para agredir”.

De acuerdo con el Comité Cerezo, los tres jóvenes fueron acusados de ataques a la paz pública, ultrajes a la autoridad y portación de objetos aptos para agredir y trasladados al Ministerio Público GAM 4.

Esta tarde, decenas de estudiantes del IPN realizaron una marcha de Zacatenco hacia la Coordinación Territorial GAM-4 en demanda de la liberación de los tres estudiantes detenidos ayer durante manifestaciones.

Previo a la manifestación, realizaron un mitin en la Plaza Roja, donde los padres de los capturados, así como un estudiante de la Voca 9, hablaron sobre los hechos.

Carlos Rodríguez, del Cecyt 9, denunció que su compañero Ariel Flores López, fue encapsulado, golpeado y detenido cuando intervino para rescatar a un menor de unos 15 años que era golpeado por cuatro granaderos.

Valla, para evitar daños: CNDH

Sobre la valla humana que realizaron visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para proteger a un grupo de personas encapsuladas por los granaderos, luego de que terminó el mitin en el Ángel de la Independencia, el organismo explicó su actuar.

En un comunicado detalló que conformó un grupo de 80 visitadores adjuntos, en coordinación con su homóloga del Distrito Federal, para vigilar la actuación de las autoridades de seguridad pública.

El personal estuvo en los distintos lugares de donde salieron los contingentes para acompañarlos y verificar que la marcha fuera pacífica.

Sin embargo, en el transcurso “algunas personas encapuchadas se integraron al contingente, principalmente por la retaguardia, y fueron quienes, al parecer, cometieron actos vandálicos contra varios establecimientos y, además, pusieron en riesgo la seguridad e integridad de los participantes”.

Por ello, agregó, “y ante la actuación de los cuerpos policiales para contener a un grupo de manifestantes y utilizar dispositivos de gas contra personas en forma discrecional, la CNDH formó una valla con el objetivo de evitar daños, especialmente a mujeres, adultos mayores, menores y defensores civiles, a quienes acompañó en su salida del lugar hasta su total retiro”.

Además, otro grupo de visitadores fue a la delegación Gustavo A. Madero, a donde los policías llevaron a las personas detenidas, para verificar el estado de salud y situación jurídica de éstas.

Y subrayó que: “La intervención y acompañamiento brindados por este Organismo autónomo fue para prevenir abusos por parte de elementos policiales contra los manifestantes antes mencionados, y se reitera que quien haya cometido algún delito debe ser investigado y sancionado”.

Luego, reprobó “enérgicamente” los hechos violentos y exhortó a las autoridades a investigar y sancionar los agravios y a que no haya impunidad.

“Esta Comisión Nacional reprueba cualquier manifestación de violencia, sobre todo tratándose del ejercicio de los derechos a la libre manifestación, de protesta y de expresión, que deben llevarse a cabo sin más limitación que el respeto a la ley, por lo que llama nuevamente a las autoridades del Estado mexicano, en especial a los cuerpos de seguridad, para que ajusten su actuación a lo dispuesto por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

La CNDH informó que inició una queja de oficio para revisar la actuación de los cuerpos de seguridad que intervinieron en los acontecimientos. Agregó que una vez recabadas las evidencias del caso emitirá su pronunciamiento.