Pedro MATÍAS
OAXACA, (pagina3.mX).- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emplazó al secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, para que en un término de 24 horas informe sobre la emergencia sanitaria que existe en el Istmo de Tehuantepec por el aumento de casos de Chikungunya.Por lo pronto, la Defensoría emitió una medida cautelar para que la Secretaría de Salud tome acciones preventivas y correctivas sobre estos casos de emergencia con el propósito de garantizar el derecho a la salud.La Defensoría inició el cuaderno de antecedentes número DDHPO/0042/(10)OAX/2015 al difundirse la información que unos 200 habitantes de San Pedro Tapanatepec han sido afectados por la enfermedad de chikungunya, un padecimiento viral provocado por el mosquito Aedes Aegypti, el cual también transmite el dengue.
Lo preocupante del caso es que a pesar de estas denuncias públicas, los Servicios de Salud no han aceptado la presencia de este padecimiento viral, aunque trascendió que los propios trabajadores de esa institución del área de paludismo han sido parte de las estadísticas.
Según los especialistas, esta enfermedad empieza con una fuerte fiebre, que puede durar tres días. A esta fiebre le sigue un enrojecimiento de la piel debido a procesos inflamatorios, llamado eritema, y durante cinco días más, punzadas muy dolorosas en las articulaciones, que pueden permanecer o reaparecer hasta varios meses después de la primera crisis.
El organismo defensor señaló que el objetivo de la medida solicitada a la Secretaría es garantizar a la población su derecho a la salud, por lo cual instó a la Servicios de Salud que atienda de manera inmediata todos los brotes de esa enfermedad que han surgido en Tapanatepec y otras comunidades del Istmo de Tehuantepec.
De igual forma, solicitó a los Servicios de Salud de la entidad que promuevan entre la población la información necesaria para prevenir el contagio y la propagación del mosquito que transmite el virus.